Confianza, periodismo y reset

simon

Pedro Simón escribió ayer estas dos columnas en El Mundo: http://www.elmundo.es/sociedad/2016/12/03/5841e12de5fdea1e528b4591.html

A pesar de la relevancia del asunto para la deontología periodística, el mea culpa de Simón sólo tiene dos comentarios en la web. Aunque hay muchos tuits y muchos posts perdidos por el universo digital, y más de un anónimo cobarde.

Alma le dice a Pedro pie de columnas: “Gracias por sus disculpas, pero ¿qué hacemos ahora los que hemos donado dinero en base a un artículo falso? Yo también estoy enferma y tengo discapacidad y aun así doné dinero…”.

Mirandero, por su parte, comenta: “Pedro Simón no ha tenido problemas en pedir perdón, lo cual está a favor de él. En cambio, otros ¿periodistas¿ ven cómo sus informaciones son desmanteladas una y otra vez, incluso por la Justicia, y siguen manteniendo sus mentiras”.

A mí, el comentario que más me ha hecho reflexionar sobre la confianza del mundo en mi profesión, es este, de Ricardo: “Habría que hacer un Salvados sobre Salvados-Ana Pastor-Évole-Escolar. No suelen ser tan indulgentes con los errores de otros”.

He pensado:

1. Las grandes causas sociales son bonitas, pero los periodistas ni somos poetas, ni podemos ir de poetas. Es bello que todo encaje, que el texto suene bien, que las fotos reclamen la atención, que haya un movimiento social de apoyo a la causa. Pero el buen periodismo no es lírica.

2. Soy un admirador de Simón y su calidad literaria. Su sensibilidad hacia los problemas sociales siempre me ha llamado la atención. En mi estantería tengo dedicado su Peligro de derrumbe, que me parece el libro de cabecera para la gestión humana de una crisis. Pero… El periodismo son hechos, no sólo palabras utilizadas con genio.

3. Me acordé del affaire de El Rubius. Aquél día tampoco me pareció acertada la conducta de Pedro. Y tampoco me resultó imitable la de la entrevista a Taburete en PAPEL, también de El Mundo. ¿Pueden los periodistas ser muy buenos con los débiles, y tremendamente indolentes con lo menos débiles? ¿Puede el periodista juzgar quién merece la pena y quién no? ¿Puede el periodista reírse de una sola persona?

4. Ricardo pide un Salvados sobre lo fácil que es meter la pata en el periodismo, y lo difícil que lo tienen las víctimas del mal periodismo para salir del hoyo. Y es verdad. Muchos periodistas -muchos de ellos con fama- hacen periodismo de causas, periodismo de encausados, periodismo de fans, y periodismo de etiquetas, de bandos, de tú no eres de mi equipo, y no me importa empalarte en directo.

Llevamos mucho tiempo hablando de si el papel, si los modelos de negocio, si las historias, si el periodismo de datos, si los legacy media… Yo creo que para que el periodismo sobreviva debemos recuperar la confianza siendo más estrictos, más honestos, más limpios, menos ideológicos, menos poetas, menos salvadores de la patria, más desconfiados de nosotros mismos, más íntegros, y mucho menos altaneros. Los perjuicios buenos y los perjuicios malos son perjuicios que nos enseñaron en la facultad a dejar a las puertas de la profesión.

Sí. Luego pediremos perdón cuando metamos la pata, porque nadie está exento. Pero luego..

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s