Con tinta. Sin sangre.

1528913914_865649_1528914000_noticia_normal

Foto: Carlos Alvarez (Getty Images)

He seguido casi en directo la conformación del nuevo Gobierno. Y he seguido en las mismas el auge, el riesgo, la caída y el pisoteo a Màxim Huerta.

He pensando.

¿Es compatible hacer periodismo y contar las verdades sin desear el mal para nadie, sin promover dimisiones con euforia eurovisiva, sin babear mientras se denigra la dignidad de una persona?

¿Es necesario pisar con alevosía la fama de una persona que ya tiene suficiente con haber sido el ministro más breve de la democracia?

¿Qué tipo de periodismo beligerante estamos encarnando?¿Qué tipo de cuarto poder sin alma estamos aplaudiendo? ¿Es tan difícil contar las cosas y que el Judicial y el Ejecutivo determinen después sus conclusiones? ¿Es tan difícil contar las cosas con tinta, sin sangre?

Me cuesta entender este afán creciente en las casas de los medios de comunicación y en las redes sociales de disfrutar merendándose con los colmillos afilados las desgracias ajenas como disfrutando de las muertes en directo, una atracción macabra que me da miedo. Y asco.

El ocaso de Huerta ofrece una pila de consideraciones así de grande.

Por ejemplo: Hay un antes y un después de Màxim en el ámbito de las reprensiones morales/moralistas de los presentadores estrellas y los periodistas de relumbrón. Muchas cuestiones que se exigen desde los medios a políticos/empresarios/obispos/líderes sociales deben vivirse con ejemplaridad antes en las redacciones. No se puede reivindicar lo que no es ADN propio. El telepredicador ahora está más muerto. Periodistas que hundís a personas por sus comportamientos: miraros en el espejo sin hipocresía antes de poneros delante del teleprompter.

No se trata de contemplar el mal y mirar para otro lado. Se trata de contar las noticias con palabras, sin budú. Se trata de hacer periodismo, sin necesitar de ejecutar en público a personas caídas en desgracia. Como si reventar los nombres propios fuera un juego de niños… El bullyng periodístico ya es un género consolidado. Y precisamente evitar ese fanatismo textual es una de las garantías que deberían diferenciar a los medios de las locas redes sociales llenas de anonimato, bilis y cachondeo, a veces, inhumano e imprudente.

Pienso, sinceramente, que Huerta no era el ministro de Cultura más sano para España. Confío en que lo sea Guirao. En cualquier caso, del tema Huerta yo saco mis conclusiones periodísticas propias. Porque, sí, hablemos claro, a veces somos jauría. A veces. Algunas veces. Más de cuatro veces. Y las jaurías son valientes en grupo, quizás porque a solas esconden sus incoherencias entre ladridos pancarteros. Si las personas te caen mal, no seas periodista. Deja de hundir con tu estómago nuestra profesión.

Anuncios

La sonrisa más deportiva de España

390

Foto: Marca

Teresa Perales. Maña con fuerza. 40 años. Sonrisa apabullante. Nadadora. Campeona. Especialista en salto de obstáculos vitales con pértiga de audacia. 55 medallas. Doce récords. Premios, auditorios llenos, libros. Y al fondo de su biografía, una silla. De ruedas.

La historia de Teresa comienza a los 15. “La muerte de mi padre fue el momento que más determina quién soy. Desde entonces me aferré a la vida y la amé para siempre”.

A los 19 años una neuropatía le paralizó las piernas. Hubo duelo y luto. Y después, “a mirar hacia adelante. Era la ocasión de plantearme el mundo con otra perspectiva. Decidí afrontar los retos uno detrás del otro”.

Sin saber nadar, se lanzó a la piscina. Con salvavidas. “En el agua reencontré la libertad y un mar de posibilidades. Tuve suerte. Se me dio bien. Detrás de un desencadenante trágico me encontré una gran sorpresa”.

El palmarés confirma que su camino era de baldosas azules. Llegaron las medallas. Muchas. Pero “mi historia no son los metales, sino la trayectoria. Llevo dos décadas compitiendo y nunca he perdido la ilusión. Las medallas son sólo trofeos. Lo importante es compartirlas y aprender del camino. Querer hacer las cosas es un motor muy potente. Para mí, la silla sólo es un medio de transporte. Nunca he dejado de hacer algo por su culpa”.

Mientras incoaba los primeros largos, reaprendió a moverse con independencia y entendió que “la discapacidad acompaña, pero no determina”.

Sidney 2000 y un marido

Después de horas de bañador, Sidney 2000. “Ponerme un salvavidas y lanzarme al agua hizo que aprendiera a nadar, que se me diera bien, que fuera a Sidney, y a la vuelta de Sidney conocí a mi marido. Me hizo una entrevista y nos enamoramos. A veces buscamos cambios radicales en nuestra vida, y no nos damos cuenta de que un paso puede suponer la transformación verdadera”.

En 2003 se lanzó a la política como diputada autonómica del Partido Aragonés. “¿Quieres que el sistema cambie? Pues no lo dejes en manos ajenas”. Con ese planteamiento se implicó en la cosa pública, porque “criticar desde la barrera no ayuda. Hay que participar. No hace falta ser famoso, ni muy inteligente. Sólo se requiere tener alma y voluntad de servicio”. Y añade: “Odio que se diga que todos los políticos son corruptos. La mayoría trabaja mucho y bien. Las generalidades son la excusa de las personas comodonas”.

En Atenas 2004 se colgó el primer oro rompiendo el miedo a ganar: “Tenía el deseo de ser la mejor, pero también el temor a las expectativas y al fracaso. Lo superé. Desde entonces he querido ganar siempre”.

Al aterrizar de Grecia desfiló, de pie, hacia el altar… “¿Por qué no? Aquella ocasión merecía la pena. Para lucir la cola del traje me puse unos bitutores -unos hierros como los de Forrest Gump, un poco más evolucionados-, que me permitían caminar”. Al entrar la novia, al Pilar entero se le encogieron las entrañas.

Los primeros récords y su hijo

Siguiente hito: Pekín 2008. Tres oros. Una plata. Un bronce. Y sus dos primeros récords mundiales. “Un compañero me dijo: ¿Te conformas con un oro? ¿Por qué no intentas un récord del mundo? Y allá fui”. A la vuelta llegó su hijo, “mi mejor medalla, lo más importante de mi vida, lo mejor que he hecho, mi mayor alegría y mi motivo de orgullo cada día”.

En Londres 2012 abanderó a la España paralímpica. “Mi hijo estaba en la grada y ese momento lo había soñado un montón de veces”. Ya era la número uno y allí se colgó seis medallas más.

En 2013 Aragón propuso su candidatura al Príncipe de Asturias del Deporte, “¡y no lo logré por un voto! ¡Me hacía muchísima ilusión!”. Sin embargo, en 2015 se hizo con otro galardón que paladea con sílabas: “Mar-ca-Le-yen-da. ¿Suena bien, eh?”.

  1. Río. 40 años contra chinas de 16… Cuatro medallas, de seis. “No pude hacer más. Estoy orgullosa del resultado y de cómo me repuse. Allí superé un bache importante: quedar cuarta o quinta no me había pasado jamás”. Al apagarse aquella llama “intuí otro ciclo. No sé si estaré en Tokio 2020. De momento, en breve retomaré los entrenamientos para el próximo Mundial”.

El mundo con ojos de Perales

Entre tanto Perales se ha hecho escritora y coach. “Comparto mi forma de pensar, porque veo que gusta. Ofrezco mirar con perspectiva la vida y disfrutar de la realidad que nos rodea”.

Su primer mandamiento: “Querer es poder”.

Su pregunta retórica preferida: “¿Para qué ahogarse en un vaso de agua, cuando podemos nadar en el océano?”.

Su filosofía: el optimismo total. “La vida no es Walt Disney, pero soñar a lo grande me va mucho”.

Una de sus recetas habituales es “relativizar los problemas”, y en su credo no existen “esos límites que nos marcamos como excusa para no pelear los objetivos”. Su dogma sagrado se tatúa así: “No te rendirás nunca. Tirar la toalla sólo sirve para perder”.

A veces tiene que pedir ayuda, pero su historia es una ahogadilla a la simple compasión. La campeona de las medallas en racimos es paralítica, pero ha sabido andar por encima del agua, de sí misma, de los bienintencionados paralizantes, de los muros y de las dificultades.

Los tacones son el ariete de su discreta coquetería. Con ellos destaca que “como mujer deportista no he encontrado trabas. Como paralímpica, sí. Hay diferencias obvias”. Critica, por ejemplo, que no se reconozca a sus compañeros para el Premio Nacional del Deporte: “Independientemente de que uno esté entero, a trozos, sentado, o de pie, si esos galardones se entregan por resultados y valores, queremos entrar en el mismo lote”.

La fama no le ha hundido sus principios: “Para eso tienes que creerte diferente, y yo sólo soy una persona con suerte”.

En los últimos minutos de la prueba, la dama de las agallas como templos toca pared: “Los gurús hablan de la zona de confort. Yo la llamo de comodidad incómoda. La vida va pasando. No se trata de tener días por delante, sino de que cada segundo merezca la pena. Depende de ti”.

Chocamos las derechas. Silla. Giro. Y a otra cosa. Siempre hacia adelante.

(Artículo publicado en Yo Dona el 19 de noviembre de 2016).

Un socialista versátil y sin fronteras

Ramón Jauregui_1

Foto: Álvaro García Fuentes

Treinta años sin poder pisar su patria que ahora son pasado. En los duros 80 de ETA, él estaba en el epicentro del huracán. Canas. Entre la esperanza y la cal viva en su propio escaño. Delegado del Gobierno, vicelehendakari, ministro, secretario general del grupo parlamentario socialista, eurodiputado y referencia. Puño con rosa sin apretar las ideas. Bandera blanca. Después de 45 años en el PSOE, ahora es menos idealista y más pragmático. Pupilo de Felipe. Amigo de Almunia y de Rubalcaba. La voz de la experiencia mira con miedo lo que sacude Cataluña. Ha anunciado que el año que viene deja el escenario político. Si Fernando Aramburu no hubiera parido Patria así de bien, el futuro de Jáuregui pasaba por intentar escribir el único relato de la verdad que dejan los terroristas sin alma: la historia y el recuerdo de cada víctima. En cualquier caso, he aquí uno de los pocos políticos maduros alérgico a convertirse en jarrón chino y a subirse a la ola de las puertas giratorias. Un señor. De los de siempre.

Lea la entrevista íntegra aquí

Los 4 resucitados de Puente de Vallecas

El pasado domingo, el suplemento CRÓNICA, de El Mundo, me publicó esta historia:

todos

Plano cenital de Puente de Vallecas. Madrid. Es primavera, pero aquí la nube de la pobreza, de las vidas complicadas, del hambre y de las familias amargadamente descuajeringadas está siempre como ennegreciendo el ambiente. Rueda de reconocimiento en las instalaciones del comedor social: Calista, Ángel, Elita y José Manuel. De frente y de perfil. Hemos venido a llorar juntos. Primero, de pena; después, de alegría.

Lea el reportaje entero aquí.

Nadal contra corriente

ENTREVISTA

Foto: José Luis Pindado

El cazatalentos se llama Toni. Vio a Rafa Nadal dentro del bloque de mármol cuando su sobrino tenía tres años. Durante casi tres décadas le ha ayudado a perfilar un prodigio de talentos. Socrático de Manacor. Alérgico a los superlativos y a los fanáticos. Asceta de la fuerza de voluntad. Cartel electoral de la meritocracia. El trabajo bien hecho es el secreto asequible de su felicidad. Derriba a los ídolos humanizando sus derrotas y convierte en victorias la reflexión sobre los errores. Ve en la cultura de la queja el límite de los conformistas, y considera que los héroes ordinarios son los que aprovechan las oportunidades. Maestro en la cátedra de la tierra batida. Mallorquín, balear, español. En busca de un Barça que sea solo deporte. Entrenador de las buenas personas. Nadal contra corriente.

Lea la entrevista íntegra

Los apasionados de mi gremio

Ayer fue el día de la Libertad de Prensa. Yo estoy cogiéndole el gusto de celebrar los días mundiales el día después, cuando ya la gente ha pasado a otro hashtag y a otra cosa.

Aquí os incluyo 11 entrevista que he hecho últimamente a 13 periodistas, editores, expertos en comunicación, incluyendo una de las últimas entrevistas a Paloma Gómez Borrero antes de que se fuera al Vaticano eterno.

Yo las disfruté en directo. Todas. Me encanta conversar con los apasionados de mi gremio.

 

Iñaki1

IÑAKI GABILONDO | Periodista

Locutor locomotora. La voz que despertó España durante años y años sigue viva. El periodista de los premios al por mayor. 52 velas de profesión sopladas con plenitud. Hermano mayor de nueve con sobredosis de responsabilidad. Ejemplo de trabajo intenso hecho a conciencia. Ahora hace entrevistas al baño María en #0 mientras sigue enriqueciendo la SER, la casa que habita desde hace 47 años sin aburguesarse entre los algodones de la fama. Realismo. Radio. Ni es Felipe, ni PSOE, ni Polanco, ni Cebrián. Iñaki no tiene porte de ventrílocuo. Vasco-vasco con la Giralda de fondo. Le duelen los sambenitos injustos, pero no está resentido. Gabilondo, el que combatió desde las ondas por la libertad antes y después de la Transición, vive con muchas ganas y con mucha paz.

Entrevista íntegra

 

Galiano1

ANTONIO FERNÁNDEZ GALIANO | Presidente de Unidad Editorial

Algunos le llaman “el único superviviente”. Es una hipérbole en busca de blanco, pero lo cierto es que Fernández-Galiano es de los pocos que quedan en la cúpula de Unidad Editorial tras unos años de terremotos insistentes. Llegó a la prensa después de militar en UCD, trabajar en el sector financiero, y sentar cátedra de Civil en la Universidad. Y lleva 28 años entre periódicos. Los últimos, de infarto: crisis general, más crisis particular. Le tocó relevar a Pedro J. Activó el tiovivo de la sucesión-que-no-cesa en El Mundo. ERE’s y periodistas de toda la vida achicados del barco. Asume y digiere lo que “me hubiera gustado evitar, pero uno está donde está, y le cae lo que le cae”. Italia (RCS MediaGroup) tiene la última palabra. Ve futuro a la prensa española, aunque sea “incierto”. Aboga por un mapa de cabeceras periodísticas “remodelado” y un sector unido. Soraya Sáenz de Santamaría no tiene su móvil: “Cuando quiere hablar conmigo lo hace a través de mi secretaria”. El hombre tranquilo, al que le toca abrir las trampillas, dice no tener “alma de hierro”. Ni es, ni pretende ser –apunta-, otro Cebrián.

Entrevista íntegra

 

Pardo1

CRISTINA PARDO | Periodista de La Sexta

Ferreras hace escuela y Cristina Pardo es una alumna aventajada. De él, y de Antonio Herrero, José María García y Jordi Évole. Un mix lleno de complementos circunstanciales que la convierten en periodista sui generis. Trabajadora. Sonriente. La dama del zasca desmelena el flequillo de sus análisis políticos siguiendo al PP sin desalientos. Con permiso de la vicepresidenta. Nació en la COPE y ahora está en mil frentes Al rojo vivo. Quiso ser la butanito del periodismo deportivo, pero le tocó dar gas a la información política. Con puño de acero. Con ironía navarra. Después de un año intenso en el circo de Puigdemont, acaba de estrenar Malas Compañías: la corrupción catalana en tres dimensiones. Para cerrar un 2017 laboralmente taquicárdico, dará las campanadas de La Sexta con Iñaki López. Si se comen las uvas con ellos, se atragantan. Seguro.

Entrevista íntegra

 

GB1

FERNANDO GIMÉNEZ BARRIOCANAL | Presidente de COPE

Lleva casi media vida entre obispos. Sumando, más que restando. Aportando planes y transparencia a las cuentas de la Iglesia católica en España. Un san mateo con corbata y sonrisa. Desde hace 6 años lidera la revolución de la COPE. La guinda: Carlos Herrera. Pero el secreto, dice, está en la masa. Católico hasta la cartera y anti martillo de herejes. Independiente de los que podrían entrar en las quinielas, aunque, de momento, sus equis son las de la Renta. Ha votado a 5 partidos distintos en 20 años, para los que piensan que los católicos coherentes, ya se sabe… Padre de cinco hijos. Comprometido hasta las cejas con una sociedad más humana. Maratoniano. Tiene marcha. Porque le va la vida.

Entrevista íntegra

 

PJ2

PEDRO J. RAMÍREZ | Fundador de ‘El Español’

Se hace llamar “el arponero”, y de ingenuo tiene lo que yo te diga. Apóstata del papel. Converso al audímetro del click. Un niño con periódico nuevo y experiencia vieja. El hombre al que España le ha visto todo está de seis meses, y le quedan otros seis para que nazca El Español. El confidente de todos los presidentes. El hombre que sabía demasiado. El ídolo o la equis sobre las dianas. Escritor. Actor. Renovador. Empieza por P: Púgil. Personaje. Piloto. Pastor. Pensador. Picador. Picapedrero. Primicia. Paracaidista. Polémico. Patriarcal. Parlante. Portada. Periodista… En ningún caso, pasapalabra…

Entrevista íntegra

 

Carlos-Alsina-Ramon-Lucas-Onda_ECDIMA20150515_0001_20

CARLOS ALSINA Y JUAN RAMÓN LUCAS | Periodistas y presentadores de ‘Más de Uno’ en Onda Cero

Es el Día del Trabajo, y en Onda Cero, al pie del cañón, están Carlos Alsina y Juan Ramón Lucas. Pedimos prestado el micrófono verde y hablamos por separado con las voces de oro de Más de uno. Después de muchísimas horas largando por la radio, se constata: Carlos y Juan Ramón son hombres que saben escuchar. Con eso les digo todo. Alsina era La Brújula de Onda Cero, y ahora es el pilar de la casa. Y Lucas es la voz del periodismo ciudadano con pedigrí de horas de curro y calle. Los dos son un tándem esencialmente humilde, pero experimentado, dispuesto a adelantar por el centro con una radio amable, libre y plural, con el permiso de la España de los extremos…

Entrevista íntegra

 

Paco-Gonzalez-delante-microfono-COPE_ECDIMA20150306_0008_16

PACO GONZÁLEZ | Periodista y director de ‘Tiempo de Juego’, en COPE

Se veía cuidando vacas en Asturias después de estudiar Periodismo, hasta que la Cadena SER le abrió el mar rojo del deporte radiofónico. Después de muchos años, y convertido en una estrella, aquél mismo mar se le echó encima. Está ahora en la COPE, rodeado de su leal equipo de manolos y con Sudáfrica en los tuétanos. Encantado. Es más de Florentino que de Simeone. Ateo político, aunque más de Albert Rivera que de Pablo Iglesias. Ve en Rafa Nadal la cara grande del deporte español. Devoto de San Iker. Combativo. Esposo y padre coraje. Un luchador de los de 300, pero en vaqueros. Sus armas: el micro, el deporte y su equipo. Su medio: la ilusión de masas en tres dimensiones. Que ruede el balón.

Entrevista íntegra

 

PG2

PALOMA GÓMEZ BORRERO | Periodista

Pionera: fue la primera mujer corresponsal en TVE. Periodista: prensa, radio y, sobre todo, televisión, desde hace más de 45 años. Comunicadora: con su tono afable y sus historias, ha entrado en las salas de estar de mucha España. Es la Paloma del Vaticano que nos contó todo Juan Pablo II. Aunque ella no sólo ha hablado de papas, muchas generaciones le conocen como esa-mujer-sonriente-con-la-Plaza-de-San-Pedro-como-telón-de-fondo. Magazinera de la tele hasta nuestros días: de los años de La Noria hasta 13TV, mientras mantiene un pie en TVE. En otros tiempos habría sido cuentacuentos. Campechana y liberal en mitad de la “España escéptica”. Sin complejos. Sin prejuicios. Ella va a misa pisando fuerte. Ahora sus colegas de la Academia de Televisión le acaban de catodizar en los altares de la tele. Los alabarés entran en el plató.

Entrevista íntegra

 

1

JAUME ROURES | Socio y fundador de Mediapro

Catódico, apostólico y universalmente catalán. Monocorde. Sus ideas por encima de sus negocios. De Podemos hasta la médula. Marxista. Negociante. “Huraño”. Ni Rajoy le pone zancadillas, ni Zapatero le puso las cosas en bandeja. Dice. Le ha colocado la equis a Rubalcaba, a Cebrián, a Rivera y a Díez. A él le han impuesto otros la equis de la duda y la que más le pesa es la de Prisa. No aspira a presidir el Barça. Culé, pero no forofo. Cree en otra TVE con recursos y ambición. Fue campeón de catecismo, pero 55 años después, su credo religioso, político, social y empresarial es un caleidoscopio auténticamente complejo.

Entrevista íntegra

 

MRSG1

MARÍA REY & SANDRA GOLPE | Periodistas y presentadoras 

María Rey y Sandra Golpe son periodistas. Veteranas. Respetadas. Y, además, dirigen y presentan al alimón un telediario. Antena 3 les ofreció en septiembre “una apuesta arriesgada”, y las audiencias dicen que “les gusta el riesgo”. Las dos forman un matrimonio informativo con el mismo acento femenino del periodismo, y de la sociedad. Las dos representan bien el valor de la experiencia de las periodistas, así pasen los años. Las dos son excepciones que confirman la regla de que la mujer caduca antes en televisión. La veteranía no entiende de descartes superficialmente estéticos en una profesión donde la ética, la confianza y la credibilidad son la receta con futuro. Después de una semana de actrices con pancarta, ellas reivindican su valía profesional y social con palabras claras, y trabajo intenso.

(*) María Rey dejó de presentar el telediario de Antena 3 en marzo de 2018.

Entrevista íntegra

 

Bustos1

JORGE BUSTOS | Escritor y director de Opinión de “El Mundo”

Sujeto con verbo extenso y predicado creciente. Jorge Bustos es columna de El Mundo con base en los clásicos metabolizados, fuste humanista y capitel de hojas de acanto de culta retórica. Joven filólogo de paso por el periodismo, dejando poso en prensa, radio y televisión. Iconoclasta de la solemnidad periodística. Realista urbano y pesimista ilustrado. Enemigo del fascismo de la vulgaridad y el chancletismo sociocultural. En su friso pone “leer nos hará libres”. Referente de la nueva meritocracia mediática impuesta por la crisis: si vales, creces. Entre Herrera y Ferreras. De la Cope a La Sexta sin cambiar de atrezzo. Ideas nítidas y oídos abiertos. Sin bandos. Sin bandas. Es el antitertuliano en el ágora de la tele con el consejo de Horacio esculpido en el escudo: enseñar deleitando. Lo demás, exageraciones. Decía Bernabéu que “en el fútbol, el público se cansa de sus grandes figuras antes que éstas empiecen a fallar”. Bustos, madridista narrativo, lo tiene clarísimo: en el periodismo, también.

Entrevista íntegra

Madrid-Sicilia-Las Vegas

cristina-cuidate-de-los-idus-de-marzo-ya-vuelan-los-informes-contra-cifuentes

Cifuentes ha dicho basta.
Muchos periodistas lo saben todo. Yo, no. No sé si sí, o si no. Lo del máster ha sido una montaña rusa de errores de comunicación. Lo de las cremas ha sido tan chusco que yo, esta mañana, he amanecido con sueño, y con vergüenza.
Le he estado dando vueltas al tema removiendo el café.
Ya no dimitimos por escándalos, sino por vergüenza. Ya no nos vamos en conciencia, nos borramos por el asco de tener que tragar tanta hez cultivada con mimo en la propia casa política. Ya no dimitimos porque no somos capaces. Dimitimos por hartura antes de que el aspersor de la mierda personalizada enfangue lo que queda de nuestra publicitada indignidad.
Me imagino la escena en casa Cifuentes. Mientras yo muevo el café, ella no puede dejar de pensar en quién, por qué, cómo, cuándo y esas uvesdobles que antes buscábamos los periodistas, cuando no teníamos la incontinencia del click.
Muchos periodistas que lo saben todo pusieron la horca junto a sus titulares desde el minuto cero. Al otro lado, Cristina quiso ser mártir de la posverdad juguteando con la posverdad y tonteó con el fuego de una opinión pública hecha para el meme.
Transigimos más con la corrupción sin fronteras, los políticos ineptos que nos llevan a la quiebra, los enchufismos, la falta de preparación, las comisiones en negro, la ideologización enfermiza y totalizante, los cheques en blanco, los conflictos de intereses y la mediocridad parlamentaria nacional, regional y local.
Transigimos más con los políticos que nos roban, nos desunen y nos desprecian por la vía de los hechos.
No aceptamos, sin embargo, errores humanos. Pifias que nosotros mismos cometemos y que no siempre nos definen. Cosas por la que buscamos la compresión ajena, porque en el noventa por ciento de los casos estamos arrepentidos. Pero para eso no hay perdón. La opinión pública quiere sangre y fuego cuando tropezamos como tropieza usted cada día. Necesitamos que cuelguen del puente al que yerra. Bienaventurado el que hace la gracia más gorda o hiere con el puñal más sibilino, porque ellos heredarán un escondite para sus conciencias.
Dimitimos por cosmética. Ante tanta corrupción podrida de indiferencia social, todo vale, menos tú.
El paraíso de las mafias de la extorsión está aquí y tiene hambre. Al final, un partido político no deja de ser una comunidad de vecinos. De las de aquí no hay quien viva…
A mí, este rollo siciliano que se ve en el PP, y en la comunidad de vecinos, y en el metro me parece un Gran Hermano demoledor. Nada más cruel que sembrar bombas-lapas de desconfianza humana por las calles del país.