Lucía Casanueva: «La comunicación es cada vez más compleja y hay que dejarla en manos de profesionales»

Lucía Casanueva, socia directora de PROA Comunicación, es una de las voces más experimentadas de España en el ámbito de la auditoria de comunicación. Como periodista y como empresaria. En un sector acostumbrado a aparcar la experiencia, ella y el equipo de PROA Comunicación lideran una nave en la que la veteranía es un grado, y un índice de confianza que hace que la consultora esté en el TOP creciente de un mar lleno de barcos y de olas. 

En su background, más de veinte años de trayectoria profesional entre España, Alemania y Reino Unido, con paradas en multinacionales líderes del sector, como LLYC, Kreab y Edelman. En 2009 fundó PROA Comunicación y en 2015 se asoció con Valvanuz Serna “con la convicción de que había espacio en el mercado para un nuevo estándar de consultoría de comunicación de alto desempeño, basado en el rigor, la excelencia y la discreción”. Y lo había.

Hablo con ella en la revista Influencers.

Anuncio publicitario

Zena Hitz: “Las respuestas de la razón deben satisfacer al corazón”

Zena Hitz es filósofa y enseña Ciencias y Literatura en el St. John’s College de Annapolis (Maryland, Estados Unidos). Estudió Clásicas en Cambridge y se doctoró en Princeton en 2005. Es especialista en Aristóteles, las virtudes, el carácter, la ética, su política, las personas, el fondo de nuestro armario y la acción humana con repercusión social en sus 360 grados. Es conocida por su defensa pública del autoaprendizaje y la educación liberal.

Su libro Pensativos. Los placeres ocultos de la vida intelectual ha agitado el cocotero del conformismo académico y ha encontrado un amplio eco en los medios de comunicación, porque abre interrogantes sobre las inercias, habla claro, prioriza el sentido común sobre los raíles del pensamiento único masivo y provoca con elegancia una potente disrupción.

Su discurso hila páginas, libros, voces, pensamientos, libertad, corazón, personas, realismo y trascendencia. Sus propuestas son un cincel contra los prismas que ven el mundo en bloques uniformes y contra la tiranía gris monocroma del torrente imperioso y oligárquico del argumentario de Internet.

Desde Estados Unidos salpica a la opinión pública liderando serenamente una corriente-dique que se rebela con razones contra un ecosistema de maneras de pensar el mundo en el que las ideas alternativas se difuminan, sepultadas por el poderío de los intereses muchas veces ajenos a la verdad sobre los seres humanos y sobre las cosas.

Pensativos ya está en siete lenguas removiendo inquietudes, con el don de encender luces en nuestros signos de interrogación. En enero publicará un nuevo ensayo –A Philosopher Looks at the Religious Life– donde pondrá el foco de sus reflexiones en torno a la ascética cristiana y su impronta en la vida cotidiana.

Línea argumental Maryland-Madrid. Un vuelo sereno en el airbus de la vida intelectual placentera y brillante va a efectuar su salida. Despegamos en inglés as we can

Lee la conversación en Aceprensa.

María José Rubio: «La formación humanística es un seguro de vida para un influencer»

La Universidad de Francisco de Vitoria ha convertido en propuesta docente una iniciativa de la influencer María León para ayudar a cimentar la actividad digital sobre pilares humanísticos que den sentido a la misión de quienes desarrollan su tarea profesional en el mundo de las redes: El método influencer.

¿Querrías influir en internet sin dejar de ser tú mismo? ¿Te gustaría tener una comunidad que te proteja de los haters? ¿Quieres aprender un modo auténtico de influir por el que las empresas paguen? El mundo digital nos abre a nuevas preguntas esenciales y la Universidad Francisco de Vitoria se ha decidido a ayudar a resolverlas de la mano de El método Influencer, una iniciativa que nace del conocimiento y la experiencia de la influencer y experta en comunicación María León y que es un hito en la innovación docente pegada al siglo XXI que aspira a reconciliar las redes con lo mejor de nosotros mismos.

La historiadora y escritora María José Rubio es la coordinadora académica de esta propuesta que pretende ofrecer fundamentos para “profesionalizar la actividad digital y construir una comunidad conectada con los participantes”, pero con el sello que caracteriza las ofertas docentes de la Francisco de Vitoria, una universidad “en la que las humanidades son transversales”.

Hablo con ella en la revista Influencers de noviembre.

Karra Elejalde: “La felicidad no se consigue con frivolidades”

Foto: Santi G. Barros.

Lleva 45 años en la montaña rusa del cine, y ocho años después de la nube de Ocho apellidos vascos, en 2022 ha participado en siete películas y la segunda temporada de La Fortuna. Hiperventilan los papeles. Divino tesoro de rejuventud. Porque en su historia “ha habido telarañas en el frigorífico” y bajadas a los infiernos. Icíar Bollaín le sacó “de boxes”. Ha rodado con más de cuarenta directores y directoras diferentes, porque es un actor con un imán secreto: su humanidad tridimensional. Podio en “sabiduría de perdedor”. Discurso torrencial y contundente entre la madurez y la libertad sale de la boca de “una persona cariñosa, afable, de darme, de abrazar, besucón, zalamero, simpático, cachondo, jovial, verborreico y adjetivorreico”.  Casi unas bodas de oro después, le acaban de dar el Mejor Actor en la SEMINCI por su papel en Vasil: una “fábula contemporánea sobre la amistad” y un retrato gráfico sobre las murallas de la incomunicación. Ya en los cines. Antes, La vida padre. Después, Reyes contra Santa. Y en 2023 volverá con Carmen Machi en La voz del sol. Peleón. Versátil. Social. Místico. Comedia, drama, aventura y vida. Koldo, Unamuno, Mariano y Karra. Vendaval. 

Lee la entrevista en Confidencial Digital

Jesús Aguirre: “Las asignaturas pendientes de la política con los sanitarios dan para un libro”

El presidente del Parlamento Andaluz es un médico de Familia con acento cordobés que baña la política del sur con un toque personal de naturalidad y campechanía. Viene de ser el ariete ejecutivo de la sanidad andaluza durante el hit de la pandemia y a sus 67 primaveras trae la vacuna del diálogo sincero a la cámara legislativa de la mano de Juanma Moreno: “una buena persona y un buen político”. Cree que la democracia está sana. Considera que los pactos entre centroderecha y centroizquierda deben ser posibles y serían síntoma de madurez. Espera que el PSOE andaluz resurja de sus cenizas, “porque es necesario”. Ve a Feijóo como un especialista en Rehabilitación para el país “articulación a articulación y órgano a órgano”. Como médico, le palpitan las urgencias: hay que mimar a los profesionales sanitarios, que son y serán «un bien escaso», y hay que resucitar a la Atención Primaria, “porque si no el sistema se hunde”. Hablando en plata, ha conseguido el oro del cariño ciudadano y eso le “llena de una forma espectacular. En su escudo, un lema entre la arena y el cielo: «A Dios rogando y con el mazo dando».

Lee nuestra conversación en Confidencial Digital.

Lupe de la Vallina: “La insatisfacción del artista es necesidad de infinito”

Fotos: Santi G. Barros

Lupe de la Vallina (Madrid, 1983) es fotógrafa, especializada en retrato editorial. Sus trabajos brillan en Jot DownTelvaYo Dona o El País Semanal. Intimidad con sabor a trascendencia. Lo sagrado, lo carnal, lo cotidiano. El misterio, lo sensible, la realidad. El alma, el cuerpo, el right now. El templo, la calle y tú.

Su mirada llena de inquietudes hiperactivas honestas la convierten en una de las fotógrafas de referencia de la cultura contemporánea española. Y en una influencer del dardo en la palabra y de la conversación profunda sobre temas medulares en el salseo de las redes sociales. Desde hace muchos años.

Una de las varillas de su abanico de posibilidades ventila todo un océano de reflexión en voz alta. Lupe es uno de los rostros visibles del Observatorio de lo invisible, “una experiencia inmersiva de arte y espiritualidad” que congrega a estudiantes de todas las disciplinas artísticas. Entre sus objetivos destacan “la promoción del arte actual”, “la integración y el dialogo artístico multidisciplinar”, y “la renovación y la divulgación del arte sacro como genuina expresión de esa integración en el arte total”. En esos tres disparos, Lupe es una expresión mayúscula.

Estamos en el chinatown madrileño. Barrio de Usera. En Espacio Oculto, pero mirando al más allá con transparencia en el arranque de este otoño occidental. Del metro, el asfalto, la acera, los bazares, el pollo laqueado, el coworking creativo, el grafiti, la ecosostenibilidad minimalista, el café de máquina y el sofá vintage de esta esquina efervescente de Madrid, al puro cielo.

Lee la conversación en Aceprensa.

Álvaro Morte: «Tratar como objetos a las personas nos convierte en animales»

Hay gente que se tatúa su cara. Álvaro Morte lleva entre el teatro y el cine dos décadas –Hospital Central, Planta 25, Amar es para siempre, El secreto de Puente Viejo…-, pero su fama explotó cuando Netflix viralizó su papel de Sergio Marquina, el docente preferido de las audiencias de medio mundo. La casa de papel es un tejado. Abajo están los pilares de muchos años sobre las tablas, mucha mili y mucho realismo. Supo dar el golpe y subirse a la ola de la fama cinematográfica con galones liderando la serie española más exitosa de todos los tiempos. Casi nada es por casualidad. Hombre serio de Cádiz. Antes de ser El Profesor, este académico de la interpretación fue Pablo, Toño, Román, Adolfo o Gabriel en decenas de capítulos de series vespertinas donde se fraguan muchas estrellas. Ahora es Mario en Objetos, un thriller sobre cosas perdidas, búsquedas interiores y almas encontradas. La familia y el teatro son el Morte de este héroe del sur que sueña con ser director, productor y hacer comedia. Un cáncer le enseñó a priorizar valores y a madurar por dentro antes de que el tsunami de fuera le construyera una máscara de frivolidad sin preguntar. Por eso pasea por la alfombra roja como por las calles de Algeciras. Un buen tipo. Un buen actor. Un teacher que mira muy bien a la cámara y a la vida. Bello ciao.

Lee nuestra conversación en Confidencial Digital.

Lorenzo Silva: “El compromiso social de la cultura no es quejarse, sino darse hasta que duela”

Lorenzo Silva (Madrid, 1966) escribe desde 1980 con arte, aprovechamiento, prestigio, éxito, constancia, conciencia, personalidad, compromiso, audacia, tinta perenne y novedad. En su arsenal bibliográfico conviven más de 80 libros de categorías diferentes donde reinan las novelas. Premio Nadal (El alquimista impaciente, 2000). Premio Planeta (La marca del meridiano, 2012). Premio habitual de un público transgeneracional que encumbra sus textos en las listas de los más leídos cada vez que sus obras recién nacidas asoman por las librerías.

En lo que va de 2022 ha publicado La forja de una rebeldeLa mano de Esther y Nadie por delante. Y ya tiene claro por dónde irán sus líneas durante los próximos dos años. Horas. Cabeza. Inmersión. Sentido y sensibilidad. Jurisprudencia literaria. Conocimiento de causa. Sus míticos personajes Bevilacqua y Chamorro, consagrados en las primeras estanterías de la literatura española contemporánea, saldrán de ronda a finales de este mes en el volumen decimotercero de sus aventuras: La llama de Focea.

Estos días está entre Getafe e Illescas. Madrid y La Mancha. Hace solo unos días ha enviado su nueva novela a la cancha del editor, mientras rehace esencialmente su vida, porque su madre ha fallecido en los primeros compases de este verano y esa herida es un punto de inflexión universal. Mira al horizonte. Reflexivo. Estío y esperanza. Decidido a aprender a vivir el resto de su historia sin el ancla que le trajo al mundo sobre la tierra. De ella nacieron también su escritura y su forma de leer el mundo. De ella son también los premios y la trayectoria, la honestidad y la ilusión profesional de un escritor en la fragua ardiente, obrero, desde hace más de cuarenta septiembres, y esa inquietud espiritual que aletea habitualmente en sus palabras y en sus textos.

Lee nuestra conversación en Aceprensa.

José Manuel Zapata: humor y realismo para transformar a todos los públicos

José Manuel Zapata es un tenor de los que da el cante y alegra las almas. Su banda sonora es un mix de escenarios entre la música y sus conferenciasCómo dar el do de pecho y Desafinando al miedo. Su historia es la materia prima de la que habla y, con la música, el sentido del humor y el sentido común, potencia catarsis con gracia entre el respetable. Su voz incluye acordes de transformación positiva, incluso en este clima social de gran depresión.

Viene de cantar en el Teatro Campoamor –Oviedo– y va hacia Pamplona a impartir una conferencia en la Asociación de Directivos de Navarra. En ese punto medio por el norte anda un hombre del sur que está dando el cante en los escenarios de España con un poder transformador evidente. Cuando es música, porque la música lo cambia todo. Cuando son sus enseñanzas vitales, porque son tan auténticas que hacen imitable dar un salto de altura para ser mejores personas.

José Manuel Zapata (Granada, 1973) es un revolucionario en son de paz. Su padre, taxista. Su madre, una mujer depresiva crónica que ejerció un chantaje emocional constante “muy difícil de sobrellevar”. Así arranca la partitura de su biografía, para que nadie piense que la gente que está en los escenarios nació debajo de un foco.

Lee nuestra conversación en la revista Influencers.