‘Buen Camino’ para personas con psoriasis

Nunca he sido muy de “pacientes anónimos, ¿dígame?”. Pero la psoriasis es una enfermedad tan compleja, que merece la pena echar una mano a la gente que la padece, dar esperanzas, relativizar la patología, y poner las cosas en su sitio. Y si se hace con la complicidad de ser una persona con psoriasis, todo mucho más creíble.

Me lancé hace unos meses a hacer una etapa del Camino de Santiago con Acción Psoriasis con la ilusión de ayudar a otras personas. Espero que sirva. Seguro que sí. A mí, la etapa con Rodrigo y con el equipo de grabación me ha servido. Una experiencia estupenda.

Hoy es el Día Mundial de la Psoriasis. Mucho ánimo a la gente que padece esta enfermedad. Que la psoriasis no te inunde. Cuídate, y sé feliz.

  • Aquí, el resumen de la etapa, en vídeo: https://www.youtube.com/watch?v=m-GnSwTeGLo

Poster4

Poster de la etapa del Camino de la Lana con Rodrigo 

Anuncios

Dircom políticos: más ‘muros’ que Trump

maxresdefault

Esta es una historia sencilla. Pero una historia sencilla de esas que colman el vaso.
Le escribo a un diputado para solicitarle una entrevista. A su mail personal, que para eso está disponible en su perfil del Congreso.
Le cuento. Me responde: “Sería un placer”.
Dos días después me escriben desde el Departamento de Prensa de ese grupo parlamentario en cuestión.
Adjunto texto:
“Hola Álvaro, con el fin de agilizar los trámites, te rogamos que para peticiones de entrevistas te pongas directamente en contacto con el departamento de prensa a través de este correo. Para poder valorar tu petición, necesitamos conocer los detalles de la misma: duración, tema, formato y si vendría fotógrafo, fecha de publicación, etc. Quedamos a la espera. Un saludo”.
Les respondo sobre la marcha:
“Buenas tardes: Duración: 1 hora aproximadamente. Con fotos. Tema: General, sobre el diputado en cuestión. Formato: es una entrevista para esta serie: https://asanleo.com/2015/11/22/en-pause-entrevistas-a-fuego-lento-2/ Iría con fotógrafo. Fecha de publicación: depende de cuando la hagamos. Publico estas entrevistas los fines de semana. Muchas gracias por todo y un cordial saludo”.
A las pocas horas, me responden:
“Hola Álvaro, actualmente las agendas están completas y ante la vorágine de actualidad política en la que nos encontramos, te emplazamos a ponerte en contacto con nosotros un pelín más adelante para poder ver tu petición. Quedamos a tu disposición. Un saludo”.
Sin rubor.
Respondo así:
“Buenas tardes: Esto es lo que pasa cuando utilizamos los gabinetes de comunicación. Que nunca nos facilitáis el trabajo. Yo quería hacerle una entrevista a él, no por ser de Ciudadanos. En todas las entrevistas que os he pedido, siempre me decís que más adelante. A Inés Arrimadas y a Garicano les he tenido que entrevistar saltándome el cauce reglamentario, porque el cauce reglamentario siempre es un muro. Lo digo, simplemente, por si os sirve para reconsiderar vuestro papel con los medios medianos. Muchas gracias, de todas maneras, por responderme. Y sí, lo volveré a intentar en otro momento. Espero que alguna vez los que no somos La Sexta o El Mundo podamos hablar con alguien de vuestro partido”.
Y ya he dicho el partido del que se trata.
A vuelta de correo, humo buenrollista:
“Hola, Álvaro! No pienses que a través del departamento de Prensa no se facilita el trabajo. Es el canal a través del cual se gestionan todas las peticiones con los medios de comunicación para poder hacerlo de manera eficaz, ordenada y con las mayores garantías de que el portavoz es el adecuado para esa materia. La actualidad informativa hace que muchos de los diputados tengan unas agendas completas, no solo con medios de comunicación, sino también con reuniones con la sociedad civil. Estamos a tu disposición y, como decías, vuelve a ponerte en contacto con nosotros en unas semanas. Muchas gracias por tu comprensión”.
¿Son un muro, o no son un muro los dircom?
Yo entiendo que Cataluña nos tiene a todos en vilo. No voy por ahí.
Entre que un diputado te diga que “sería un placer” (es decir: me apetece, quiero, puedo, tengo agenda libre, cuándo quedamos…), y que su equipo de prensa diga que no, que no hay agenda, que la vorágine…
No se dan cuenta. Dejan fatal al diputado en cuestión (¿les da miedo que hable cuando quiera y con quien quiera?). Quedan fatal ellos como herramienta de ayuda al trabajo de los periodistas. Dejan fatal al Congreso y lo que representan los representantes de los ciudadanos, que también pueden hablar con calma en tiempos de vorágine.
En fin. Oye. Que las únicas entrevistas a políticos que he conseguido en dos años de búsuqeda y peticiones han sido siempre posibles sorteando al departamento de prensa en cuestión. Salvo la que les hice a Feijóo, y a Andrea Levy, aunque después de la entrevista a Levy, en Génova… Bueno, eso daría para otro post

Sí, ya sé que si leen esto me cierran las puertas para siempre. Pero para corregir y construir, hay que arriesgar… Digo yo…

El ‘bé, adéu’ de Rajoy

2015092400555522929

Que conste: prefiero un presidente prudente a un presidente bravo de Osborne que cornee con sus atributos cualquier atisbo de problema como un pirómano parlamentario. Entre otras cosas, porque los ciudadanos estamos ya hasta el moño de pagar el sueldo de gente que después se dedica profesionalmente a generar tensión, estirar la división, fomentar la incertidumbre, aplaudir la violencia ideológica y foguear el ambiente hasta que pasa lo que pasa.
Me huelo una decisión trascendental en estos días. En Moncloa. Me huelo –no sé, una intuición, algún comentario, varios gestos- que el 1 de octubre, día de santa Teresita, Mariano Rajoy decidió que nunca jamás volvería a pasar hambre en una campaña electoral. Que ya no será reelegido candidato a la presidencia del Gobierno en las próximas generales. Que aquí se acaba su Wikipedia.
Mariano Rajoy, me huelo, ha dicho basta. Estoy mayor para los nuevos desafíos. Ya no disfruto. Soy de otra generación incluso dentro de mi equipo. Voy a medir mucho las decisiones de estos días, con calma chicha de opositor más que de político, atemperando la vehemencia que me reclaman por aquí y por allá. Me iré. Pero me iré con una señera en el pecho a una gestión de orfebrería de este 23-F de escala 8, pero de mediocridad 10.
Rajoy hace las maletas sin prisas. Ve que entre sus votantes, los más conservadores le piden contundencia. Y los jóvenes ya no son tan conservadores. Lo he visto con mis propios ojos. Comida de promoción después de 20 años de dejar el cole. Todos EGB. Sevilla. Mis amigos del PP-de-toda-la-vida ya no votaron a Rajoy en las últimas elecciones. Metieron a Rivera en sus urnas. Y no están descontentos.
Rajoy está entre dos aguas. Por un lado, su temperamento secundario, inactivo y frío. Por otra parte, el temperamento primario, activo y emotivo de muchos de sus fieles devotos habituales en cada cita electoral. Por un lado, su cansancio a bregar con problemas ajenos cuando todo estaba listo para avanzar; por otro, sus votantes que le piden que caiga un rayo del cielo y mediatrice en dos a los que quieren partir el país. Por un lado, él y su ritmo. Él y su frialdad con los medios de comunicación. Él y sus tiempos. Al otro, la hartura de su equipo de gobierno, de su partido, de sus barones-en-extinción a pie de pista. Por un lado, él y sus paseos contemplativos. Por otro, dos de sus hombres haciéndole la cama por la espalda.
No sé. Es posible.
Es posible que el primer golpe que haya pegado Rajoy sobre la mesa haya sido este. El de su punto de inflexión.

.Cat

cat

Cataluña y su ombligo. Ríos de tinta. Ríos de argumentarios. Corazón. Política. Colores. Banderas. Conexión versus portazo. El 1 de octubre es el cumpleaños de la segunda Transición. Dicen.

En los últimos meses he podido entrevistar a tres personas que representan tres miradas sobre Cataluña. Hemos hablado de ellos, de sus cosas, y de sus cataluñas correspondientes.

Le dejo aquí, agrupadas, las tres conversaciones con calma, porque las tres tienen su impronta, y de las tres se aprende a mirar el puntoCat.

Inés Arrimadas: http://www.elconfidencialdigital.com/politica/Ciudadanos-PP-PSOE-Cataluna-renunciaron_0_2562343769.html

José Montilla: http://www.elconfidencialdigital.com/politica/constitucional-serenidad-territorial-conflicto-inmovilismo_0_2595940412.html

Albert Boadella: http://www.elconfidencialdigital.com/politica/artista-arriesgarse-perder-placeres-burgues_0_2692530753.html

Quede constancia en este acta versátil que he intentado conversar también con Carles Puigdemont, Oriol Junqueras y otros representantes del independentismo hacia adelante. Pero de momento, sus dircom me han dicho que “Bueno, pues molt bé, pues adiós”. Espero que se dejen preguntar con honestidad más adelante. Cuando pase el Irma español.

‘Des-pasito’

despa

Súbeme la radio, que esta es mi canción. Fíjate en las letras. DespacitoEl verano ya está aquí para hacerte feliz y la música se desmelena convirtiendo en melodía un discurso transparente, porque por la boca muere el pez, con el permiso de Fito.

Más allá de las palabras que se dicen en público llenas de equilibrios semánticos políticamente correctos, la naturalidad de la música latina que riega las noches discotequeras y los vacíos del estío son altavoz de lo que cala por dentro.

Parte del pop latino es un paréntesis en la campaña global a favor de la dignidad, igualdad, respeto, y veneración del papel de las mujeres en un mundo con más sentido común que testosterona.

El ritmo de las ondas que inundan los cuarteles de verano son mujeres bellas como Venus convertidas en señoritas de Avignon de usar, abusar y tirar. Las cosas claras, oiga usted. Disfrazados de amores eternamente fugaces se travisten los impulsos y se cantan como un aserejé de exhibicionismo sin tapujos. Es esa autenticidad contemporánea que convierte en versos el desaguadero de los corazones como si todos viviéramos en Gran Hermano.

En las pistas de las discográficas bailan las carnes, mientras sucumben suavesito los argumentos que colocan a la mujer en el trono de las sociedades por el bien de los mundos posibles. Entre risas, ron y bamboleos, la alcantarilla se estanca de baba caribeña.

Las mismas radios que defienden a cada mujer en sus informativos tararean en sus musicales los himnos que destrozan sus esencias. Los mismos periódicos que disparan contra todo síntoma de machismo se hacen los refrescantes convirtiendo a Luis Fonsi en el rey león. Las mismas teles que destacan una cámara en cada esquina de la violencia de género, se suman a la coreografía denigrante del dale-mamasita, aquí, a pie de playa.

No encuentro en el supermercado protección solar contra las pieles femeninas taladradas al son sabrosón del latino power dance.

La música también asilvestra a las fieras. Ya tu sabes. Los hit de estos veranos top acabarán por hacer épica La barbacoa de Georgie Dann. Y tampoco era eso, mi amol.

__

Columna publicada en la Revista Palabra junio 2017

Espumas

bañ

Suena el despertador.

Suena el despertador.

Suena el despertador.

¡Mierda! ¡Llegamos tarde! Enciende la luz. Sal de la cama. Abre la persiana. Coge la toalla. Despierta a los niños. Enciende la cafetera. Enchufa el termo. Entra en la ducha. Grita socorro. Órdenes inconexas. Palabras sincopadas. Ducha con taquicardias mañaneras. ¡Juan, tuesta el pan! ¡Niños, venga! ¡Haced la cama! Una voz intensamente activa implora temprano tras la cortina de plástico en el baño de una casa. Cae el agua con histeria.

Secarse con espasmos. Ropa sucia encestada con puntería. Huele a pan tostado y aquí el ambiente es de Solo en casa antes de volar sin Kevin.

Café cargado. Niño en toalla buscando calcetines limpios. Niña al baño María intolerante al estrés enciende la tele. Restos de galletas se sumergen entre los pliegues del sofá. Estampados como lelos, Julen y Mati contemplan los dibujos de La 1.

¡Niños, venga! Julen, cámbiate de zapatos. Mati, coge, cariño, el bolso de lule de flores de playa. Récord mundial de relevos de palabras por segundo. ¡¡¡¡Juan!!!!!

Silencio.

Ataque de hipertensión sobre el pomo del baño.

¡Juan, no te hagas el sordo!

Juan, el amor de su vida, posa entre burbujas del champú de marca blanca. El tsunami alborotado de una casa con prisas no le concierne. Él casi flota pacífico, in albis, porque está muerto. Y entonces se pararon los relojes.

Amanecer con drama ordinario en el segundo izquierda del número 67 de Menéndez Pincel… Era el último día de su verano…

___

Relato para el concurso #AmoresdeVerano de Zenda

“El dinero ha prostituido el deporte”

LRSol

Foto: Álvaro Sánchez León

Entre Sherlock Holmes y Conan Doyle. Corte clásico. Un catalán hecho a Madrid. Discreto. Cuesta sacarle esta historia. Serio. Actualmente, fiscal de la Inspección Fiscal de la Fiscalía General del Estado, valga la triple redundancia. Y escritor novel.

Con el juicio a la cúpula de la Caja de Ahorros del Mediterráneo recién clausurado, a Rodríguez Sol le choca que le llamen por sus libros. Hola, buenas tardes. He leído sus dos novelas. Me gustaría hablar con usted sobre ellas. Quedamos, porque su último libro no puede ser más oportuno en este verano de goles corruptos, Villar pasando por el trullo, amaños, fichajes mercenarios y presidentes de federaciones deportivas con caras de culpables.

Luis Rodríguez Sol ha escrito cuatro libros. Los dos primeros son puramente académicos: Registro domiciliario y prueba ilícita (1998) y Justicia Penal en la Unión Europea (2007). Sin embargo, después de 14 años en la Fiscalía contra la Corrupción y la Criminalidad Organizada, el fiscal discreto se ha dado a la autopublicación de novelas negras en Amazon. En marzo de 2016 fue La marca del volcán, una historia sobre blanqueo de capitales con epicentro en Ginebra. Y el pasado mes de noviembre, Pena máxima, una novela inspirada en la sospecha de amaño del Levante-Zaragoza de la temporada 2010-2011, que investigó Anticorrupción y que está pendiente de juicio.

Pena máxima conjuga maletines en la segunda división del fútbol español, penaltis comprados, representantes de deportistas con instinto asesino y mujeres de futbolistas que acaban siendo el rostro de la humanidad.

Encuentro con el fiscal. Al fondo, en la televisión, Villar entrando -luego saldría- en prisión, la jefa de la selección española y sus dos años en un hotel de cinco estrellas, dos partidos de Wimbledon bajo sospecha, el tufo de la FIFA, Sandro Rosell en Soto del Real y Pino Zamorano revelando mordidas, amaños y presiones.

De frente, Rodríguez Sol, que no ve prudente opinar sobre los casos abiertos, pero pinta un escenario, porque “el deporte español está para novelas de todos los colores”. “Afortunadamente, muchas podrían ser de género épico. Sin embargo, hay otras historias que no dan más que para novela rosa, a veces con tintes verdes. Y para novela negra, por supuesto, porque la novela negra bebe en la fuente de las pasiones humanas, como la ambición, el afán de superación, el odio o el deseo de venganza. Y todo eso está presente en el deporte”.

En su opinión, “el dinero ha prostituido el deporte”, y en ese capítulo incluye la responsabilidad de los clubes deportivos, las televisiones, las casas de apuestas… “E iremos a más. Es una ecuación matemática: cada vez se maneja y se invierte más dinero en el deporte, luego…”. A Rodríguez Sol le duele que el fútbol “se haya convertido en un negocio” y que “para algunos sea sólo un medio de ganar dinero”. Como fiscal que ve las cosas por dentro, pero también como aficionado, lamenta que “los sueldos actuales de los futbolistas los hayan transformado en mercenarios dispuestos a jugar por el equipo que les pague mejor, lo cual es la antítesis del deporte en su concepción original”.

Después de casi tres lustros en Anticorrupción, Rodríguez Sol confirma que son pocas las denuncias que llegan a la Fiscalía relacionadas con el mundo del deporte. Todavía. Sin embargo, su novela Pena máxima es una especie “de tarjeta amarilla: una advertencia con posibilidad de enmienda”. Y añade: “Se dice que, cuando se sacan demasiadas tarjetas en un partido, la culpa es del árbitro. Quizás deberíamos preguntarnos si realmente hay alguien que controla a las federaciones y si tiene los medios adecuados para hacerlo”.

Luis Rodríguez Sol escribe con el buen uso del español. Literatura sobria. Historias trepidantes, creíbles y atractivas. De guión de cine. Con conocimiento de causa, admite que los maletines que pululan en su libro pueden ser también protagonistas de la Liga española: “Si tenemos en cuenta todas las categorías, es posible que haya más de uno circulando en cada jornada”. Con ironía fina, admite que “si dieran algún trofeo, es posible que los grandes clubes fueran más ejemplares en el cumplimiento de la ley”.

Después de más de una década en Anticorrupción, sus novelas son negras, pero sin pesimismo existencial. Curiosamente, con la que está cayendo en los tribunales españoles, este Conan Doyle nacido en Lérida escribe con realismo, pero con esperanza. Con extractos de Dostoievski desperdigados entre sus páginas literarias, el fiscal destaca que “la propia experiencia personal nos enseña que el sentimiento de culpa existe, es absurdo obviarlo, y no hay nada más destructivo para el hombre que negarle la posibilidad de perdón. Por eso mis novelas son historias de redención que intentan dar una visión esperanzadora del hombre, por muy criminal que haya sido”.

Artículo publicado en el suplemento Crónica de El Mundo el 6 de agosto de 2017: http://www.elmundo.es/cronica/2017/08/11/59874ca6ca474197468b45fe.html