Alejandra Vallejo-Nágera: “La felicidad es un estado de paz”

El mejor titular es su sonrisa. Realista con contenido. Guerra y paz. Psicóloga de nacimiento, aunque el cáncer fue su reset. Su empatía con el dolor ajeno la condujo hasta la selva interior de los hombres y mujeres de nuestro tiempo. Su misión es rescatar a las personas del precipicio de la desesperanza echándoles una mano a crecer para adentro y relativizar lo de fuera. Profesora. Escritora. Conferenciante. Madre. Joven. Abuela de ocho y sherpa de los ochomiles de la vida con la mochila cargada de ciencia, experiencia, tacto, farmacopea verdadera y el don de la oportunidad. Ha sido la ternura que aprieta las manos de moribundos que se apagan solos en el último suspiro. Acompañar a morir le ha enseñado a vivir sin filtros de impostura. Una taza de porcelana oriental, delicada, auténtica, madura. Desafiante contra esas de Mr. Wonderful para las que todo es maravilloso, aunque caigan bombas de guerra fría entre los adoquines de Ucrania. Porque el infantilismo -positivo o negativo- nos hace daño y madurar es una tarea urgente.  

Lee nuestra conversación por el Retiro en Confidencial Digital.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s