El Brujo: “Parece como si todo se confabulara para disuadir de dedicarse a la cultura”

Foto: Patricio Sánchez-Jáuregui

Independiente, libre, trabajador. Cultura en forma. La madurez es huir de los sesgos. Con su magia característica, El Brujo es un hiperactivo sobre las tablas. Tiene el don de la ubicuidad y tres obras simultáneas en el Teatro Alcázar. Picaresca, esperpento y espiritualidad para esta hora exacta del siglo XXI desde el escenario de Madrid. Y una gira por Barcelona, Badajoz, Valencia… Acción con contemplación. De Lázaro de Tormes al yoga, y de Plauto a Valle-Inclán. Versatilidad con tres volutas: clásicos, conciencia y alma. Lleva 52 años sobreviviendo a su vocación artística, mientras desfilan, grises y sin blanca, los concejales de Cultura. Disfruta de su misión social con propuestas alternativas a la escena al por mayor. Le llenan las risas con contenido y respirar hasta lo hondo. Mente libre de prejuicios en espíritu joven. Rizos canos de experiencia labrada a trépano que nutren sus espectáculos. Un actor transparente con el pecho de cristal. Capaz. Valiente. La cultura sin remilgos, pero con chicha, hace que el público sea menos masa, escuche, aprenda y aplauda de pie de tú a tú.  

Lee la conversación en Confidencial Digital.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s