Podemos, la misa y la media

iglesias misa 2

Yo no la he visto nunca. Pero sí me he leído la Constitución. Artículo 16. Y sé también que la libertad de culto es un derecho fundamental. Y ya sólo con eso, no me atrevería a convertir la misa de La 2 en una batalla de tuits para ver quién repica más gordas las mentiras de la posverdad.

Pablo Iglesias quiere guerra. Cada varias semanas se lo pide el cuerpo, porque Podemos es más un partido anti que una alternativa política. Al final es eso lo que ha roto la unidad y ha separado a Iglesias de Errejón. Porque lo que la amistad de la conversación une lo separa el radicalismo ideológico que no escucha.

Esta semana, su cruzada es contra la misa de la tele, un reclamo poco épico, pero más fácil que ser coherente y contribuir a erradicar de nuestras pantallas públicas todo el baboso machismo instrumental. Por ejemplo.

Any way. Unidos Podemos dice: “Defendemos la libertad religiosa, pero en un país aconfesional, y laico, según las sentencias del Tribunal Constitucional, quizás la televisión pública no sea el espacio más sensato para que se lleven a cabo ritos religiosos de cualquier tipo”. Es verdad que España es un país aconfesional, en el que, por otra parte, según datos del Centro de Investigaciones Sociológicas de febrero de 2016, un 70,2% de la población se considera católica. Y si tenemos en cuenta la primera acepción de “laico” en el RAE (que no tiene órdenes clericales), es evidente que esta patria suya y esta patria nuestra no tienen tonsura. Sin embargo, los de Iglesias confunden aconfesionalidad y laicismo, que son dos situaciones estratégicas muy distantes. Y pienso que esa confusión es intencionada, porque si fuera ingenua sería peor.

La aconfesionalidad es lógica en cualquier país que considere que religión y Estado deben estar separados, por la salud de ambas partes, y por respeto a las minorías. El laicismo, sin embargo, es un ariete contra la libertad religiosa, en este caso, de una mayoría sociológica.

En cualquier caso, la libertad de culto la defienden las declaraciones de derechos humanos, y esa sabiduría dialogada por los siglos no se combate incensando los ingredientes del populismo para elevar a los altares una propuesta reduccionista e impropia de quien pretende ser un revolucionario de las libertades personales.

TVE tiene muchos frentes para hincar el diente. Pero Iglesias sabe que si toca el alma española encona los extremos y calienta ese quince-eme de pancartas y culos pegados en la acera de la Puerta del Sol, donde la queja se convierte en reivindicación, pero siguen siendo gritos estériles poco eficaces.

Me gusta que Pablo Iglesias plantee batallas sociales en un mundo político lleno de aburguesados acostumbrados al siempre-se-hizo-así, no-nos-compliquemos-la-vida y vayamos-a-lo-mínimo-y-cobremos-nuestra-nómina. Porque en España hay muchas cosas que cambiar, y muchas cosas que agradecer. También es un derecho  fundamental un techo digno, y ahí Podemos ha sido más práctico y más auténtico.

Hay un pero gordo que los morados no quieren o no saben tener en cuenta: “La dignidad de la persona, los derechos inviolables que le son inherentes, el libre desarrollo de la personalidad, el respeto a la ley y a los derechos de los demás son fundamento del orden político y de la paz social”. Constitución Española. Título 1.

Tengo seis preguntas para usted:

¿Pretende Iglesias abolir en España la libertad de culto? No creo.

¿Es culto hacer política sin saberse de memoria la Constitución y su espíritu? No.

¿Es la quema pública de la misa de la tele una campaña de culto para relanzar al Iglesias menos combativo y más asentado en las instituciones desde que consiguió un escaño? Se baraja.

¿Es la misa la penitencia contra una TVE que no le da a Podemos lo que le ofrecen las urnas? Why not?

¿Es una batalla con mensaje para elevar las críticas del comité de empresa de la cadena pública al debate del asfalto? Eso es demagogia.

¿Es un piñón? Si insiste, es posible.

Que lo explique Pablo Iglesias. El próximo domingo. En directo. Tras El día del Señor.

Un ‘filósogo’ en el ágora mediática

17201105_591313834406094_2422515630523844855_n

Foto: Álvaro García Fuentes

Sujeto con verbo extenso y predicado creciente. Jorge Bustos es columna de El Mundo con base en los clásicos metabolizados, fuste humanista y capitel de hojas de acanto de culta retórica. Joven filólogo de paso por el periodismo, dejando poso en prensa, radio y televisión. Iconoclasta de la solemnidad periodística. Realista urbano y pesimista ilustrado. Enemigo del fascismo de la vulgaridad y el chancletismo sociocultural. En su friso pone “leer nos hará libres”. Referente de la nueva meritocracia mediática impuesta por la crisis: si vales, creces. Entre Herrera y Ferreras. De la Cope a La Sexta sin cambiar de atrezzo. Ideas nítidas y oídos abiertos. Sin bandos. Sin bandas. Es el antitertuliano en el ágora de la tele con el consejo de Horacio esculpido en el escudo: enseñar deleitando. Lo demás, exageraciones. Decía Bernabéu que “en el fútbol, el público se cansa de sus grandes figuras antes que éstas empiecen a fallar”. Bustos, madridista narrativo, lo tiene clarísimo: en el periodismo, también.

Lea la entrevista íntegra en http://www.elconfidencialdigital.com/medios/habla-perdida-calidad-periodismo-lectores_0_2889911000.html

8 mujeres de marzo

mujeres

A mi madre no le he entrevistado, todavía. Pero últimamente he conversado con muchas mujeres laboriosas e influyentes que ponen su poder femenino para aquilatar este mundo con barbas de tres días.

Destaco a 8 de ellas en este post oportunista más oportuno que nunca. Porque estas 8 mujeres de marzo valen, ¿vale? Lean ustedes estas entrevistas si tienen tiempo. Y aprendan de todas.

Andrea Levyhttp://www.elconfidencialdigital.com/politica/Cristina-Cifuentes-Feijoo-encarnan-PP_0_2574942509.html

Inés Arrimadashttp://www.elconfidencialdigital.com/politica/Ciudadanos-PP-PSOE-Cataluna-renunciaron_0_2562343769.html

María Rey y Sandra Golpe: http://www.elconfidencialdigital.com/medios/periodismo-mujer-reivindica-trabajo-diario_0_2873112682.html

Carmen Posadashttp://www.elconfidencialdigital.com/vivir/daria-Espana-chandalizara-Vargas-Llosa_0_2709329082.html

Ruth Beitia:http://www.elconfidencialdigital.com/deportes/puede-fan-resiste-gana_0_2705129492.html

Mabel Lozano: http://www.elconfidencialdigital.com/vivir/Detras-discurso-legalizar-prostitucion-proxenetas_0_2822717719.html

Elena Barraquer:http://www.elconfidencialdigital.com/vivir/Universidad-sanidad-politica-simplemente-practicas_0_2524547546.html

El genio de Aladina

arango2

Foto: Álvaro García Fuentes

Del Very Important People (VIPS), a Lo que de verdad importa. La película. Y la vida. Arango es el genio de la Fundación Aladina. De su lámpara maravillosa han salido una UCI de ensueño y un centro de trasplantes de cine. Por resumir. Tiene 1.000 niños y 400 se le han muerto. Lleva 17 años acompañando en directo a los pequeños con cáncer. Su vocación es hacerles la vida agradable por amor. Al arte y a cada uno. Hizo Maktub. Y ahora ha vuelto a remover las butacas sociales, poniendo al espectador entre la espada de su rutina y la pared de los cimientos que importan. Arango es un niño que hace magia en pantalla gigante para tocar los corazones. Sin empalagos. Con eficacia. A medio camino entre Frank Capra y Walt Disney. Su fe mueve montañas. Unos ponen la mano. Otros ponen su cara bonita. Él proyecta su cine con alma y, después, llega el tsunami. Porque la gente es buena más allá de lo que digan los telediarios.

Lea la entrevista íntegra en http://www.elconfidencialdigital.com/medios/Espana-paises-solidarios-mejor-decimos_0_2885711431.html

El obús naranja

1

Ni a obuses. Ni con buses. Claramente: antes de hacerse oír, hay que hacerse querer. Pero también está claro que más allá de lo políticamente correcto se ubica ya el pensamiento único en temas que tienen un trasfondo opinable. Y eso es dictadura.

El autobús naranja me parece un ejemplo de comunicación equivocado. Primero, porque es inoportuno ir por las calles dando lecciones morales travestidos de personas muy de fe y de muy poco corazón. Es contradictorio defender la verdad por encima de la caridad. Segundo, porque justificarlo con razones biológicas es disfrazar las intenciones hasta mentir. Y el fin no justifica los medios. Y tercero: porque el autobús es feo y los niños están hasta las ruedas de que se les educe a través de buses, marquesinas y flyers. Que para algo están los padres, mire usted.

Yo entiendo perfectamente que haya 7.000 niños transexuales –con sus padres y sus familias- que se sientan agredidos, y quizás no se pensó en ellos cuando se sacaron estos tanques naranjas. Porque la metralleta de HazteOír no iba dirigida a los niños, ni a los padres, sino a los progenitores A y B de lo que ellos llaman ideología de género.

Sin embargo, la reacción ante una campaña simplista me ha parecido desproporcionada. La ideología de género no es un dogma. Ni mucho menos. Y sin embargo sus defensores son muy agresivos, y esa agresividad se está convirtiendo en un virus que tapa las bocas de muchos padres, que confunde a muchos niños, que judicializa opiniones que también están contrastadas, que purga una corriente de razón, que gasea al que discrepa, que convierte en enemigo al que no coincide con el fondo, y que pervierte en odio exagerado lo que no es más que una provocación, en este caso, para hacer llegar un mensaje a los dictadores de los mensajes sociales.

Por su parte, al otro lado parece que algunos todavía no entienden que las minorías no deben declarar guerras, porque perderán la batalla mediática y la imprudencia les acercará más a las catacumbas sociales. La bandera de la verdad en una sociedad relativista no se defiende sólo con arrojo y gónadas. El acierto y la oportunidad es, cada vez más, el rostro de la madurez.

Los extremos se tocan, aunque siempre hay muchos niveles de matices. A los del bus y a los drag del Carnaval yo los meto en el mismo saco: el de los que disparan sin valorar que habrá una herida, el de los que defienden sus ideas sin calibrar la dimensión del daño. El de los que no saben defender sus propuestas sin convertirlas en un ataque.
Pero me encantaría que la libertad de expresión no fuera cancelada por los lobbies. Que no se apedreara al que viene con argumentos. Que se oyeran las campanas sin empuñar los cañones. Que fuéramos normales, como en los bares cuando la cosa no va de fútbol…

Entre el bus naranja y un coche de bomberos, casi, casi. Y aprovecho la post data para aconsejar leer la Amoris Laetitia del Papa Francisco. A los que van en el bus. Y a los que quieren quemar todos sus asientos.

El Midas del barsket

scarioloandme

Foto: Álvaro García Fuentes

Brescia en el “lugar de nacimiento”. España en el “lugar de dejarse la piel”. Sergio Scariolo lleva más de 20 años entre nosotros, liderando equipos hasta hacerlos de oro. Fue el director de orquesta de la ÑBA entre 2009 y 2012. Dos eurobaskets y una plata en Londres. Y volvió a hacer grande al equipo de las estrellas desde 2015 con un boca a boca que hoy sigue dando aire: otro Eurobasket crucial y un bronce peleón en Río 2016. Mientras sueña con su hueco en América, sigue construyendo equipo en una selección que posiblemente ya nunca será lo que fue. Más de pases en bandeja que de mates. “Padrazo” y familiar. Lector de ensayos. Patriota. Pide un tiempo muerto contra la violencia ideológica y física, y un campo atrás en los medios y las redes sociales para que el deporte no deje de ser una gran escuela social. Cuando habla de Pau Gasol se le ilumina el rostro. Yo lo he visto. Es como un arrobamiento de éxtasis de los de Bernini

Lea la entrevista íntegra en http://www.elconfidencialdigital.com/deportes/entiendo-personas-bandera-espanola-provocacion_0_2877312261.html

Mujeres con ‘share’ y sin pancarta

 

img_4236

Foto: Álvaro García Fuentes

María Rey y Sandra Golpe son periodistas. Veteranas. Respetadas. Y, además, dirigen y presentan al alimón un telediario. Antena 3 les ofreció en septiembre “una apuesta arriesgada”, y las audiencias dicen que “les gusta el riesgo”. Las dos forman un matrimonio informativo con el mismo acento femenino del periodismo, y de la sociedad. Las dos representan bien el valor de la experiencia de las periodistas, así pasen los años. Las dos son excepciones que confirman la regla de que la mujer caduca antes en televisión. La veteranía no entiende de descartes superficialmente estéticos en una profesión donde la ética, la confianza y la credibilidad son la receta con futuro. Después de una semana de actrices con pancarta, ellas reivindican su valía profesional y social con palabras claras, y trabajo intenso.

Lea la entrevista íntegra en http://www.elconfidencialdigital.com/medios/periodismo-mujer-reivindica-trabajo-diario_0_2873112682.html