De la Torre, el actor-vigía del barrio

DYeRxo5XkAAHqAU

Foto: Curro G. Feliu

Llegó tarde, pero sin ira. Iba para comedia, porque “soy de Málaga, y soy muy gracioso”, pero las decenas de directores de primera que le quisieron en sus pelis acabaron perfilando en sus ojos al actor duro, silente. Entre poli bueno y poli malo. Entre topo y secreta. Entre Azuloscurocasinegro y Que Dios nos perdone. El hijo predilecto de Goya en los últimos diez años se prepara para los estrenos de El reino y Memorias del calabozo. Quiere rodar en inglés. Quiere hacer un musical de Mocedades. No quiere etiquetarse como el hombre que mataba fijamente con la mirada. Disfruta y agradece su trabajo. Es el actor de las gentes de barrio, de la pancarta clara cuando hace falta, y de las verdades como puños en un mundo de sedas rojas y guantes blancos. Es nuestro Eastwood, aunque a veces le confundan con Chuck Norris. La cara del thriller. El periodista-actor. El padre coraje. El malaguista. La balada alegre de trompeta. Un truhan del cine. Un señor fuera de plano. Uno de los nuestros.

Lea la entrevista íntegra aquí

Anuncios

Luz verde. Luz, en vena

Con Luz

Foto: Álvaro García Fuentes

44 años cantando. 36 entre 15 discos propios y mucho trabajo. Profeta en su tierra –Galicia, Asturias, Madrid, España- y en las tierras de otros –Francia, Grecia, e incluso China-. Auténtica. Rock, baladas, reggaeblues, y lo que el corazón lleve a su boca. Sin etiquetas, pero con denominación de origen. Después de mucha mili y un prestigio avalado por el respeto de públicos transgeneracionales, vuelve pisando fuerte con Que corra el aire. Número uno entre los álbumes más descargados en iTunes. La de Piensa en mí y No me importa nada es farmacopea contra la vidas tóxicas. Referente para muchas personas que necesitan volver a empezar sin saber a dónde agarrarse. Sinestesia entre el sonido ambiente de la calle y la grandeza de los días luminosos llenos de color-esperanza. El cáncer es su gran capítulo cerrado. La música, el que siempre estará abierto. Luz de faro. Luz de mesita de noche. Luz Casal.

Lea la entrevista íntegra aquí

En la tierra como en el cielo

«Don Javier tenía los pies en la tierra, la mirada en el cielo

Con Pilar Urbano sobre la tarima en un momento de la presentación. Foto: Álvaro García Fuentes

Justo el día en el que la tercera edición de En la tierra como en el cielo salía de imprenta, el primer libro sobre don Javier se ha presentado en Madrid. Se notaba en el ambiente que muchas personas han estado presentes en el evento por su cariño a un Padre que falleció hace ya un año y tres meses pero que, sin embargo, se siente vivo, cercano y estimulante.

Los parientes de don Javier ocuparon las primeras filas del improvisado salón de actos prefabricado en el hall del ISEM Fashion Business School, en la sede de la Universidad de Navarra en Madrid. Monseñor Carlos Osoro, que es uno de los entrevistados en este libro, también quiso participar en esta presentación de las primeras páginas que salen a las librerías en torno a un amigo suyo al que “yo llamaba Padre”.

Tras la bienvenida de Santiago Herraiz, director de Ediciones Rialp, intervino Marta Ripollés, sobrina-nieta de don Javier. “Yo no he tenido mucho trato con el tío Javier. Sí que he recibido algunas cartas suyas. No soy de la Obra, ni le conocía particularmente. Pero me he leído el libro, y desde entonces, le he rezado. Ha sido una sorpresa conocer mejor a la persona de Javier Echevarría, y ahora entiendo perfectamente que la gente del Opus Dei le llame Padre”.

«Don Javier tenía los pies en la tierra, la mirada en el cielo

El Cardenal Osoro quiso participar en la presentación del libro. Y yo, se lo agradezco mucho. Foto: Álvaro García Fuentes

Historias vivas para dibujar a don Javier

La periodista Pilar Urbano fue la encargada de presentar al autor del libro, Álvaro Sánchez León. Desde el principio, casi como se cocinan las páginas de En la tierra como en el cielo, las preguntas de Pilar, sus acotaciones –Urbano es la periodista que más ha tratado a don Javier y la que más tiempo de entrevista, sin duda, ha registrado su grabadora- y las respuestas de Álvaro fueron pintando el collage de la persona, el Padre, el pastor, el obispo, el amigo, el hombre, el buen hombre que confirman haber conocido en primera persona los 45 entrevistados en este bosquejo periodístico.

Sánchez León explicó el porqué del título destacando que “lo que cuentan las personas que han vivido, conocido y trabajado con don Javier muestra que era una persona con los pies en la tierra, la mirada en el cielo, y el corazón en la gente”. Subrayó que la primera frase del libro –Javier Echevarría es de Nadal- “es toda una declaración de intenciones. Me interesaba conectar a don Javier con mi siglo y con mi generación. Me interesaba hablar de un obispo pegado a la tierra batida, deportista, luchador, ganador y derrotado a veces, heroico, sonriente, estimulante, moderno, atractivo también para esas personas de mi edad que andan en vaqueros por las grandes ciudades, en el metro, por la calle, con sed de felicidad. Este libro no está escrito sólo para las personas de la Obra. Ni mucho menos. Yo escribo estas páginas para todas las personas que quieren conocer mejor a uno de esos rostros que hacen creíble el mensaje cristiano en medio de nuestro mundo”.

 «Don Javier tenía los pies en la tierra, la mirada en el cielo

Algunos de mis amigos y colegas que quisieron acompañarme en este día especial. Foto: Álvaro García Fuentes

Un hombre que ha dejado poso

Preguntado por Pilar Urbano, el autor de este primer texto sobre don Javier contó historias con alma, corazón y vida, de las que salpican todo En la tierra como en el cielo. Sobre la tarima salieron historias sencillas pero ilustrativas del valor de la amistad, de su amor a la Iglesia, de su afán de secundar las iniciativas de los Papas con los que ha convivido, de su relación filial con el Papa Francisco, de su papel en la presencia del Opus Dei en la opinión pública y del poso que ha dejado su figura, por ejemplo, en el ámbito de la Curia romana, como concreta en el libro el Prefecto de la Casa Pontificia, Mons. Georg Gänswein.

Pilar Urbano siguió pidiendo al autor pinceladas que dibujan a don Javier y su amor al mundo, la dimensión universal de la Obra, el orgullo del Padre y las historias de personas de la Obra de diversos países y en diferentes situaciones que don Javier ha seguido con especial atención.

No era fácil contar tantas historias que sirven para conocer mejor a don Javier sin desvelar todo el libro. En cualquier caso, las ventas indican que hay ganas de leerlo, y que a los lectores les está entusiasmando conocer de primera mano muchos detalles de cómo era un hombre en la tierra que mira al cielo.

El autor del libro lo tiene claro: “El motor de En la tierra como en el cielo es su personaje principal. Don Javier es un hombre tan de nuestro tiempo, tan humano, tan cercano, tan auténtico y tan imitable, que es lógico que estimule desde el cielo lo que siempre hizo sobre el terreno de juego: tirar de todos para arriba”.

Vídeo breve de la presentación

Crónica de la presentación publicada en La Razón

Pieza del telediario diocesano de la Archidiócesis de Madrid

Entrevista en El Espejo de la COPE del 12 de marzo de 2018.

Caprile: el modista sin dobladillo

Caprile

Foto: Álvaro García Fuentes

El modista, a su modo. Sin pasarelas, sin postureo, sin divismos, sin miedo a ir a contracorriente en un mundo lleno de gasas y tules de vaporosa superficialidad. Reconocido, admirado, imitado. Sus galones: 25 años de taller. Sus aplausos: el de esas clientas desconocidas que se visten a las anchas de Caprile. Vistió de novia a la Infanta Cristina. Convirtió a Letizia en una monarca de rojo pisando fuerte sus primeros pasos como Reina en Europa. En su costurero: trabajo. Metro, para medir a las personas con exclusividad. Aguja, para coser estilo y coherencia. Tijera para cortar lo que sobra y decir lo que piensa. Modista sin hilos de marioneta y con dedal para evitar los alfilerazos del loco universo de las tentaciones sin principios. Ahora, jurado con fundamento en Maestros de la Costura. Y a pesar del maquillaje de la tele, Caprile sigue siendo el mismo. Entre lino, pana, raso y encajes, aunque se diría todo de algodón.

Lea la entrevista íntegra a Lorenzo Caprile en El Confidencial Digital

Un ‘cazatalentos’ de brocha fina

Manuel Reina Sofía_4

Foto: Álvaro García Fuentes

Llevar la batuta de una casa en la que conviven Picasso, Dalí, Miró, Berlanga, Luis Buñuel y paisanos con ojos como platos debe ser interesante, intenso, impagable. Digo yo. Conseguir que aquello no acabe siendo la choza de una Bernarda Alba pop art es un logro que porta en su pechera Manuel Borja-Villel, un académico divulgativo esteta, acostumbrado a convertirse en interlocutor de andar por casa, ofrecerte su correo, re-explicar lo que haga falta.

Es miércoles, y hace más frío que en la sala del Guernica. Usted está aquí: en la quinta planta de la sección de oficinas del Museo Reina Sofía. En las antípodas de este edificio está la puerta al arte de nuestro tiempo. Allí, decenas de niños hacen cola con sus profes y sus seños. Unos con uniformes. Otros de excursión. Hay vida entre estas paredes gruesas donde al arte contemporáneo irradia con fuerza.

El director del Museo es don Manuel, pero su gente le llama Manolo. Ni Escobar, ni el del bombo. Manolo, el jefe desde hace diez años y de la casa casi de toda la vida.

Un café de máquina. Un vaso de agua. En su despacho, mientras entra el poco sol de febrero por estas cristaleras que no le separan del mundo, desenfundamos la paleta de preguntas. ¿Un Kandinsky? ¿Un Rothko? ¿Un Juan Gris? ¿Un Pistolleto de esos de zafarrancho de orden y limpieza?

Entrevistamos al colgador de lienzos del pasado reciente, el presente continuo y el futuro incondicional sobre las paredes de España. Un cazatalentos de brocha fina.

Leer la entrevista íntegra a Manuel Borja-Villel

Un libro, una ilusión

DVYFIORXcAEIqoK

He escrito mi primer libro. Ha sido una aventura estupenda. Intentaré tener ya siempre un libro abierto hasta el final de mis días. Escribir nos hace cómplices del futuro de la sociedad. Al menos esa es mi intención. Este primer libro es un collage periodístico. 45 entrevistas para un retrato. En lenguaje pop de mi tiempo, para la gente de mi tiempo, con los pies en la calle y la cabeza trascendiendo el ruido genial del asfalto y del bosque. Y con esencias biográficas de buen humor, claro.

Llegan ecos. Positivos. Esta reseña del Club del Lector es la primera escrita que he encontrado.

En esta entrevista que publican en la web de Alfa y Omega hablo sobre En la tierra como en el cielo.

En la página web del Opus Dei se hacen eco también de este proyecto.

Si te gusta leer. Si te gusta dar una oportunidad a los escritores novatos como yo. Si te interesa el personaje. Si no te interesa nada. Si no tienes prejuicios. Si tienes noches de insomnio. Si tal, o si cual. Me encantará recibir tu comentario sobre estas páginas, para aprender y mejorar.

Tienes el libro disponible, por ejemplo, en:

Librerías Troa

La Casa del Libro

Amazon

El Corte Inglés

Casablanca

Imosver

Muchas gracias. Y felices libros nuevos.