Aún queda mucho por cambiar

o-PP-facebook

En torno a una mesa de Ikea con estética pastel, María Dolores de Cospedal, Mariano Rajoy, Carlos Floriano, Javier Arenas y Esteban González-Pons, la cúpula de Génova,  se tomaron una licencia cinematográfica hace dos meses con este vídeo: http://www.elmundo.es/espana/2015/01/16/54b95013268e3eb3438b4584.html

El guión trataba de convertir en personas humanas y humildes a los que gestionan un Partido Popular en crisis de identidad, de eficacia y de talante.

Entre el picinic y el brunch, los ilustres líderes oficiales de la derecha española se merendaban un yo-me-arrepiento que fue sólo un fuego fatuo, sin consecuencias, y sin verdades que avalaran esa proposición de diseño.

Ayer, María Dolores, Mariano, Rajoy, Floriano, Esteban y Arenas se merendaron juntos la frustración de Juan Manuel Moreno. El fracaso electoral en Andalucía se lo han quitado de en medio con ese ninguneo a los problemas reales que está matando al partido y está desperdigando a sus votantes.

Escuché ayer cómo Moreno Bonilla dio la cara. Tuve la impresión de que era el primer perdedor del PP que apuesta por ser normal, mostrar su descontento, pedir disculpas, agradecer el trabajo de los interventores, y asumir el toro por los cuernos, aunque tenga los cuernos a flor de piel. No es muy del PP esa manera de reconocer los errores, salvo cuando las cámaras las ponen ellos mismos, y el plató, y los protagonistas…

Gran error del Partido Popular el de dejar que se hunda solo Juan Manuel Moreno. Dirán que el coordinador de la campaña, Pablo Casado, estuvo ahí en los momento previos al entierro de la sardina. Sí. ¿Y?

Los que votaron al PP ayer y los que no les han querido votar en esta ocasión saben que el problema no es el mediocre liderazgo de Bonilla. Ellos no votan caras, sino programas, en el 95% de los casos. Los que eran del PP le han mandado un mensaje a los cinco burgueses de Génova. Pero ellos siguen con las pastas, mirando para otro lado. Total. Andalucía, en realidad, siempre les ha importado muy poco…

Aún queda mucho por hacer, rezama el claim de esa campaña cosmética…
Aún queda mucho por cambiar, diría yo.

Soraya ya tiene red bull…

Anuncios

Un pensamiento en “Aún queda mucho por cambiar

  1. En mi opinión, Andalucía es el mejor ejemplo de compra de votos que existe en nuestra democracia: ojo, que este privilegio lo tienes porque gobernamos nosotros, pero si vienen otros…
    ERE’s, Mercasevillas y demás demuestran un entramado de pago a votantes potenciales y clientes (y enriquecimiento de líderes, of course), que les mantiene en el poder.
    Otros 30 años de socialismo en Andalucía a este paso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s