Pantalones normales. Sólo eso…

Sin título-1

Debe ser una cosa mía.

Comprar ropa normal. Ese es mi objetivo. Difícil. Les cuento. Tengo un trauma. Seguramente la culpa será mía. Al fin y al cabo, no soy yo dueño de mis piernas.

Pantalones: el universo de los pantalones. Los tengo desde 125 hasta 19 euros. Entre medio, toda una gama de telilla ajustada, canutos, cintura ancha y pies prietos, aire, angustia, encerrona. Si bien de talla, mal de largos. Si bien de largos, respiración artificial. Y esos que dejan bolsa, ¿qué? ¿qué? ¡Bolsas!

Y luego, los colores: yo, que soy de azul, beige, sota, caballo y rey. Y el azul marino y el beige de toda la vida son colores en peligro de extinción. Azul raspado. Verde moco. Naranja. Rosa. Marrón glasé. Negro. ¡Negro!

A mí siempre me gustan los más caros. Porque  yo no soy tonto. Pero gastar 125 en un pantalón me parece un delito.

Lo he pensando muchas veces: Carmena, olvídate de la granja en el Club de Campo. Pon un outlet para el pueblo. Vestir con dignidad sin pagar a las marcas su ego es un buen servicio público que nunca te pagaremos suficiente…

He ido tres veces a comprarme unos pantalones y las tres me he vuelto de vacío. SOS. Necesito saber que no soy el único…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s