Mi ‘spoti-news’ de 2020 | REPORTAJES

Selección de reportajes publicados en este año intenso:

1. 10 suicidios al día desde el 2000: el absentismo político con 18.000 víctimas colaterales al año en España

Según el Instituto Nacional de Estadísticas, 3.539 personas se suicidaron oficialmente en 2018. Desde hace una década es la primera causa de muerte no natural en España y, sin embargo, los familiares supervivientes llevan años pidiendo un Plan de Prevención del Suicidio que no llega. Las 55 muertes por violencia de género de 2019 cuentan con un Ministerio de Igualdad especialmente dedicado a luchar contra una realidad preocupante, pero que afecta a un 98,5% menos de personas. Cecilia, Carlos, José Manuel y María son familiares de un suicida. Junto a otros supervivientes comprometidos pelean por visibilizar una realidad escondida. La desproporción de este silencio político y social demuestra que, a pesar de las cifras, el suicidio no es una prioridad de las administraciones públicas, que fracasan en su obligación de prevenir un problema grave de salud pública que destroza 18.000 vida colaterales cada año.

[Confidencial Digital]

Foto: Patricio Sánchez-Jáuregui

2. Alcohólicas, anónimas, solas, borrachas, muertas y resucitadas

María tiene 63 otoños, es alcohólica y lleva tres años sin beber. Carlota peina los 53, es alcohólica y el 4 de septiembre celebrará sus dos años alejada de la cerveza. La dos han estado solas y borrachas. Las dos han llorado de impotencia y asco en sus casas. Las dos llamaron un día a las puertas de Alcohólicos Anónimos y ahora se miran al espejo sin darse pena. Comparten las ganas de reír con el miedo a caer de nuevo. Viven al día con el reto de no tocar el alcohol hoy, porque mañana será otra batalla. María y Carlota son dos mujeres españolas que han superado la barrera social del estigma sobre las alcohólicas, han dado la cara anónimamente, han peleado con garra y han resucitado después de estar muertas. El consumo de alcohol crece entre las mujeres españolas, pero también aumentan las que se ‘beben’ el qué-dirán y piden la ayuda que las hace realmente independientes.

[Confidencial Digital]

3. “Me gustaría ser Hulk, pero solo soy un médico que hace todo lo que puede”

Álvaro atiende en persona a pacientes en el Hospital de Andorra y por teléfono, en el Servicio de Emergencias Sanitarias de Cataluña, en Barcelona. Con dos hijos y una custodia completa, en sus ratos libres es también voluntario de la Cruz Roja. No es un héroe, aunque lo parezca, como los miles de sanitarios que se dejan la piel contra el coronavirus, algunos de ellos, españoles que ejercen fuera porque fuera les ofrecían un horizonte laboral más digno.

[Confidencial Digital]

4. Alberto y los tuits-telegramas de la esperanza en el frente de IFEMA

Alberto Arcos es técnico de emergencias del SUMMA 112 destacado estos días en el hospital de IFEMA. En los ratos de descanso de sus guardias nocturnas, aprovecha para conectar pacientes fuera de cobertura con sus familiares confinados en casa a través de mensajes que recibe por Twitter. Muchos enfermos amanecen con un “te quiero”, un “te esperamos en casa” o un “este verano estaremos juntos en el pueblo” que a los mayores sin móvil les está suponiendo un pulmón extra contra el virus.

[Confidencial Digital]

5. La misión clave del ‘doctor Shackleton’: derretir la ‘Antártida’ del coronavirus a los pies de la cama de su padre

Tomás Piñeiro es médico y trabaja en Tenerife. El martes 31 de marzo su padre ingresó por coronavirus en un hospital de Madrid. Ante una muerte anunciada, tomó el avión y se confinó junto a él “para que no falleciera solo”. Una semana encerrados los dos en nueve metros cuadrados de angustia y el alto riesgo de contagio. Contra todo pronóstico, “una mano del cielo, orgullo y felicidad” los dos han salido de esta por la puerta grande con el estímulo del explorador Ernest Shackleton.

[Confidencial Digital]

6. El “espíritu Gayoso”, una vacuna de acción rápida que empapa de orgullo a la Guardia Civil tras los palos del coronavirus

Jesús Gayoso falleció el 27 de marzo por culpa de la covid-19 con todos los honores de la Benemérita y de una sociedad agradecida. Justo ayer habría celebrado su 49 cumpleaños. Un mes después de su muerte, los mandos del GAR siguen recibiendo condolencias. El ejemplo del teniente coronel –“gran profesional y magnífica persona”- se ha convertido en la vacuna de esperanza más potente a la que miran los cuerpos de élite de una Guardia Civil duramente golpeada por este virus letal.

[Confidencial Digital]

Foto: Vicente Fernández

7. Ancianos, vida y quitamiedos: el abril en blanco y negro que oxigena una vocación madura de Enfermería

Vicente Fernández es enfermero en un centro de salud de Valladolid y acaba de aterrizar en su puesto después de la experiencia “más dura y más gratificante” de su carrera. Durante un mes ha formado parte de un equipo sanitario contra el coronavirus que sobrevolaba la residencia El Carmen. 140 ancianos, tres muertes y muchas reflexiones. Con treinta años de profesión, sus fotos en blanco y negro hablan de un nuevo enfoque con más color para el resto de su experiencia laboral.

[Confidencial Digital]

8 y 9. La reforma de la sanidad española tras la covid-19

1. La reconstrucción de la sanidad tras el coronavirus (I): El sistema sanitario en el quirófano de 20 líderes del sector.

2. La reconstrucción de la sanidad tras el coronavirus (II): Bisturí de Estado y conciencia social.

[Confidencial Digital]

10. La revolución de los retratistas Housesofcards

La fotografía de calidad, humana, fresca, coherente, con relato y con épica urbana, ha dado un golpe de estado en la política española. Aprovechando la nueva generación de dirigentes, el poder de las series, la influencia de Instagram, y el ejemplo de la comunicación institucional americana, los departamentos de Comunicación de los partidos empiezan a dar realce y libertad a sus fotógrafos para que ilustren sus historias políticas en el lenguaje del siglo XXI. Las fuerzas políticas comienzan a entender que esmerarse en la imagen es tan importante como pulir un discurso, una necesidad que todavía no vislumbran ni la Casa Real, ni Moncloa.

[Revista Influencers]

11. Seis meses y una pandemia sin David Gistau

Isabel Gistau, Manuel Jabois, Antonio Lucas, Jero García, Luis Enríquez, Antonio Fernández Galiano, Emilia Landaluce, Jorge Bustos, Ignacio Camacho, Rafa Latorre, Melchor Miralles, Hughes y Juan Soto labran con recuerdos la original cariátide barbuda de la figura que fue Gistau sin querer.  Falleció en el umbral de la pandemia el año de sus 50 y descansa en paz entre Comillas en un mundo distinto saturado de puntos suspensivos.

[Confidencial Digital]

12. Censura al fotoperiodismo español en esta pandemia no apta para adultos

Los fotoperiodistas españoles denuncian que la pandemia de coronavirus se ha censurado. Que no han podido reflejar con su trabajo la grave realidad que estamos viviendo desde marzo. Que los políticos han teledirigido la crueldad de este virus poniendo en prime time los balcones de aplausos, y que muchos medios se han contagiado de ese miedo a incomodar. Hablan de una patología llamada​ sesgo. Gervasio Sánchez, Santi Palacios, Judith Prat, Sandra Balsells, Ricardo Garcia Vilanova, David Airob, Marcos Moreno y Ana Palacios exigen una reflexión social sobre el secuestro de una información que no nos han contado, sobre el tabú de la muerte cercana y sobre la comunicación infantil de la tragedia más potente vivida en este país, después de la Guerra Civil.

[Confidencial Digital]

13. El diario de Noah y sus siete enfermedades raras

Noah Higón tiene 22 años, siete enfermedades raras, quince operaciones en sus carnes, equis cicatrices en la piel y alguna que otra en el alma. Sobrevive en Valencia y lleva diez años de casa al hospital. Lo curioso es que sonríe. ¿Cómo? “Aceptando la situación y pensando en las niñas y niños que vendrán después”. Está viva gracias a la ciencia, y a sus padres, y al lema que se ha tatuado en las costillas: “Nada es imposible”. La historia de este café es negra. Sin azúcar, pero no amarga. Real como la vida misma: “Esto es una putada”. Pero con dolor-esperanza. Sin filtros: sus goteros, sus heridas, sus reflexiones y su tesón son tendencia en las redes sociales desde hace años. Más de once millones de españoles sufren alguna discapacidad y Noah se ha convertido en un espejo de empatía para que muchas personas sigan por la pista americana de sus vidas sin engañarse, pero sin apagarse a sí mismos la luz interior.

[Confidencial Digital]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s