Apedrojotado

Pedro Jota copia¿Quién influye más en España: Mariano Rajoy, Pedro Sánchez, Durán i Lleida, Alberto Garzón, Rosa Diez… o Pedro J. Ramírez?

Ayer estuve tomándome un café en el Ritz, como un señor, con uno de mis ídolos de la profesión, quizás el más evidente…

Mientras los políticamente atrincherados se preparaban en casa para el debate del estado de la nación y elegían corbata, cargaban el Ipad, y buscaban frases de Gandhi para justificar sus discursos de diseño, los influyentes de verdad estaban ya con varios cafés en el cuerpo y con ganas de oír hablar a esa aleación de actor, vendedor de motos de lujo, tuitero de alcurnia, historiador, ateneísta, intelectual contemporáneo, escritor, esgrimista, hiperactivo, boxeador, superviviente, líder, estrella del corazón, icono fashion, envidia ajena, tocapelotas compulsivo, garrapata informativa, soñador, ilusionista, mago, base, príncipe valiente, cultureta, distante, ameno, cercano, irónico, personaje, profesional, padre, hijo, y santo esposo, persona masculina singular, y sobre todo, para no poner en entredicho a Wikipedia, periodista.

Pedro J. Ramírez. He leído todas sus biografías y todos sus libros. Me interesa desde siempre el periodista que invade ese cuerpo pulido con el paso del tiempo y las infidelidades propias y ajenas.

Mi cercano Jill
Total. Que ayer estuve en el Ritz, porque quería escucharle con la misma fruición que escuché a Jill Abramson hace unas semanas (mi crónica, aquí: http://conversacionescon.es/la-periodista-de-hierro-la-mesa-de-camilla-y-las-batallas-de-la-mili-convertidas-en-historias-de-un-subidon/). Porque para mí, Jill está demasiado lejos para ser imitable. Y eso que Pedro J. Ramírez es tan frío que corta el punto hasta darle la mano… Pero bueno…

He trabajado unos años muy cerca (físicamente) de él. Le he visto salir del coche, pasar el torno, tirar pa’lante. Le he visto pisar fuerte, incluso cuando le bailaban las caderas, y quizás ya le bailaban el agua… He visto un referente humano, con muchos aciertos y algunos errores. Le he visto atacar. Le he visto olvidar. Le he visto enterrar con palabras como puños. Le he visto adorar a sus hombres y mujeres fieles. Le he visto dar gracias, y le he visto pedir perdón. Incluso le he visto pedir ayuda. Humano.

Café y lámparas de arañas. Puesta de largo muy british de El Español, su nueva propuesta cargada de ilusiones, de trabajo, de argumentos, y de futuro. El periodista más comercial del siglo XXI tiene marca propia y llena lo que no han llenado en estos meses ni el director de ABC (y su discurso en las antípodas del periodismo, no digo del futuro, sino del mismo presente: https://asanleo.com/2015/02/05/cafe-salmon-y-periodismo-de-escay/), ni el de El Mundo (con el que conversé hace unos días así: http://www.elconfidencialdigital.com/medios/Moncloa-queria-Mundo-periodico-salido_0_2436356345.html), ni con el jefe de la COPE, ni Tania Sánchez… Tres salones le miran en silencio, pensando en cómo robarle un poco de su capacidad de acertar.

El Español se vende sólo con el prestigio de Pedro J. Ramírez. Porque, sí, puede ser un hombre vanidoso, dolido, punzante, agresivo, ladrador y mordedor… Por lo que le he leído, uno puede ser lo que es, pero si se conoce, siempre le saca un partido positivamente estupendo. Además, todo eso en un periodista así son frutos de la pasión.

El ganador
Yo no hablo del Pedro J. Ramírez casado con Agatha (con la que también me tomé este rebujito en verano desde las páginas de El Mundo:   http://www.elmundo.es/cultura/2014/08/11/53e7b29d22601d0d3f8b4592.html). Ni del Pedro J. personaje. Ni del que menea la raqueta de pádel. Ni del que fue íntimo de Aznar, enemigo de Rajoy, apóstol de Rivera y ex discípulo de Rosa Diez. Ni del de la lengua viperina. Ni del Azañoso Pedro J. Ni del metafísicamente descreído. Ni siquiera hablo yo del Pedro J. empresario. No hablo del Pedro J. solemne, ni del que está en el cielo en un balcón de óperas, ni del que iba para actor y acabó siendo otra estrella. No hablo de ese Pedro J. epicúreo.

Aunque todo eso sea un poco de Pedro J., en mi ránking de ídolos periodísticos el hombre de los calcetines alegres está, básicamente, porque siempre sale a ganar, porque trabaja mucho y bien, y porque cree en los valores de una profesión por la que ha demostrado dejarse los huesos. Con ese.

Pedro J. irradia entusiasmo y credibilidad profesional. Y si encima el emoticono de El Español es una sonrisa franca, he de reconocer que me siento arrastrado a seguirle en cada paso. Con calma. No soy ese vecino-normal-del-piso-de-arriba que acaba sacando la catana…

De lo de ayer, dejé los mensajes más significativos tuiteados en mi timeline (@asanleo). Sobre El Español, tendremos tiempo de dedicarle muchas letras, incluso antes de que vea definitivamente la luz en el otoño este en el que caen las hojas del periodismo como páginas ocres, secas, mustias, muertas.

Tres cositas a la cara
Simplemente, quería aprovechar la oportunidad que me brindan estas páginas en las que no hace falta papel para ser leal, tan leal como su conductor de siempre, que le espera en el hall del Ritz con el abrigo a media asta.

Gracias a mi propio blog por darme la oportunidad de decirle al Pedro J. de la cima tres cositas a la cara.

1. No me gustó que ayer fuera tan triunfalista. Los humanistas aconsejan vivir siempre con una alta dosis de discreción y humildad. La humildad es la verdad. Sí. Pero hay que parecerlo.

2. No me gustó que Esperanza Aguirre se sentara entre Agatha (mujer) y María Ramírez (hija, y orgullo evidentísimo…). Era un mensaje. Era como la abuela en casa, siempre en medio. Seguramente fue una casualidad. O no. A los políticos -de aquí o de allí- ni agua. Innove como periodista, también en eso.

3. Le pedí a los Reyes (Magos) trabajar con usted. No me haga perder la fe. No soy Umbral, pero me gustaría participar activamente en esa página de historia…

Yo, en mi blog, pido lo que quiero…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s