María de León: “Un influencer sin misión ni es influencer, ni durará mucho”

Entrevista publicada en la revista Influencers de marzo-abril de 2020

Pionera, emprendedora, dinámica, apasionada y preparada. La influencer humanista lleva años en las redes sin atarse a lo políticamente correcto, ofreciendo contenidos, y mostrando con naturalidad sus esencias. El poder de lo auténtico ha hecho que esta experta en comunicación se convierta en una joven influyente con estilo propio. Con su proyecto Think 2BU, María de León acompaña también a quienes surcan el mar 2.0 para que no se ahoguen entre las subidas y las bajadas de las olas que ella ya ha surfeado hace tiempo.

Álvaro Sánchez León | @asanleo

Base: María de León (Sevilla, 1981) no es una influencer al uso. Lleva más de una década ofreciendo estilo y contenidos. Lleva más de una década transmitiendo mucho más que una imagen. Lleva más de una década caleidoscópica entre moda, arte, filosofía, salud, deporte, gastronomía, lifestyle, cultura, asesoramiento, solidaridad, comunicación, coaching y optimismo vital.

Fuste: En estos diez años, María de Leon ha combinado el prestigio con la formación permanente. La cosecha, con el cultivo de nuevos retos. La marca personal con la lógica aplastante de la coherencia. En su columna vertebral no hay restos de postureo. Por eso no es una influencer al uso.

Capitel: Además, esta joven fotogénica a la que todo le sienta bien, que sonríe desde Instagram, personifica la esencia de la belleza, interior y exterior. En sus hojas de acanto hay viajes solidarios al Congo, donde perdió la audición. Y ánimos para las pymes promocionando productos de “nuestra tierra” que ayudan a consolidar el trayecto de los emprendedores. Y muchas amistades, y muchas jóvenes que se miran en su espejo. Y muchas mujeres top que quisieran haber sido, en realidad, como ella.

Café con esta columna-Cariátide en una esquina de Madrid. Café intenso.

Comunica naturalidad y estilo. Diversión y cultura. Alegría y responsabilidad. ¿Es un modelo de influencer bastante a contracorriente?

Es un modelo de comunicación natural, porque me gusta transmitir mis esencias. No navego en los mares de las tendencias. Me expongo atendiendo a lo que me dictan mi cabeza y mi corazón.

Con mucha personalidad, pero abierta a un mundo apasionante de moda, belleza, tendencias, viajes, seguidoras y seguidores. ¿Cómo se consigue gustar sin necesidad de ser aséptica para gustar más?

El secreto está en tener la confianza suficiente para ser una misma y no dar ningún paso en dirección contraria a lo que dictan nuestras esencias. El postureo vacío puede gustar, pero es falso. Tarde o temprano eso se cae. Para mí, el éxito no es que a los demás les guste lo que hago, que es un sano reconocimiento, sino ver que en el trayecto mejoramos como personas, siendo coherentes con nuestra forma de ser, y ofreciendo un servicio de calidad.   

¿Lo auténtico vende mejor?

En estos tiempos en los que se mide todo en clave de productividad cada vez es más importante saber qué misión tiene cada uno en las redes sociales. Yo diferencio al influencer de mirada miope, que utiliza el universo digital para su exclusivo beneficio, y el de mirada amplia, que trabaja en clave de beneficio social a través de su comunicación.

¿A más autenticidad, más crece como personas y más la quieren las personas que la siguen?

Ya nos hemos dado cuenta de que la imagen no es lo único importante. Ha llegado el momento de profundizar, también en el mundo de las redes sociales. Pensar por libre es un reto prioritario en la era de la infoxicación, y para eso es clave decidir qué leemos y a quiénes seguimos.

Como experta en comunicación, ¿cómo se logra que la marca personal no transmita egolatría?

Avanzando mirando siempre a los demás. Llevo presente en las redes sociales desde hace tiempo y he visto la evolución. Instagram, por ejemplo, antes me parecía más natural. En estos años he ido viendo que algunas chicas jóvenes que querían influir y se han visto muy afectadas en su autoestima viviendo crisis psicológicas potentes. Por eso puse en marcha Think 2BU coaching, para aportar mi granito de arena. Me especialicé como coach en liderazgo en red en la Universidad Francisco de Vitoria. Ese peso académico me facilita transmitir mi experiencia con rigurosidad. En el fondo, me dedico a acompañar a personas a reflexionar sobre las decisiones de su vida.

¿Qué le parecen esos conatos de campaña social para tumbar el fenómeno influencer?

Las personas influyentes han existido siempre: deportistas, personas del ámbito de la cultura, actores, actrices, literatos, artistas, científicos… Hay que aceptar que el mundo de la comunicación ha evolucionado y ahora la conexión personal gana impacto en el eco de la comunicación. Los influencers sirven para comunicar, pero es importante que las personas influyentes sean conscientes de su responsabilidad.

No todos los influencers son iguales, claro.

Yo, por ejemplo, le dedico mucho tiempo a trabajar las cosas que transmito. Detrás de mis propuestas de viajes hay muchas horas, y eso no se puede menospreciar. El rigor, el criterio, la autenticidad, la honestidad, la responsabilidad y la coherencia en los contenidos son elementos suficientes para valorar a las personas que influyen en las redes sociales, entre otras cosas, porque, a veces, somos más independientes que los periodistas. Dicho esto, es importante saber que muchos lectores se quedan en la imagen y en las etiquetas, y no se leen los contenidos. Es una pena, pero es la realidad.

Algunas personas hacen del fenómeno influencer una profesión…

Ser influencer es una consecuencia, y depende de los demás. Yo no soy influencer. Soy una persona emprendedora, trabajo en el ámbito de la comunicación, me reinvento constantemente. Dependo de mí misma desarrollando campañas de comunicación con empresas diferentes. Ser influencer de profesión es ridículo. Además, un influencer sin misión diseñado solo para vender, en realidad ni es influencer, ni durará mucho.

¿Las marcas están usando bien a los influencers?

Las marcas deben ver qué personas influyentes de verdad casan con sus valores de marca. El reto está en saber elegir con quiénes cuentan como altavoces, no solo para vender, sino para contar qué hay detrás de su producto.

¿Cómo navega usted las redes sociales?

Las redes sociales son fundamentales. Nos permiten tener voz propia a todos, algo inimaginable hace poco. Además, en estos momentos de incertidumbre masiva, redes como Twitter nos permiten ir directamente a las fuentes sin pagar el peaje subjetivo de los intermediarios. Las redes sociales se pueden usar para bien y para mal. Lo importante es que en este escenario convulso donde la credibilidad está por los suelos y donde vemos pocos líderes que representen grandes valores, respetemos estas plataformas de comunicación.

¿Qué personas públicas le atraen por su modo de ser, estar y aparecer?

Rafa Nadal representa mis valores a la perfección.

Además de comunicar mucho, escucha y acompaña como coach para ayudar a otras personas a desbloquear enquistamientos o encender la audacia de los retos. ¿La confianza en uno mismo es un tesoro en peligro de extinción si nos comparamos siempre con lo que vemos en las redes?

Efectivamente. Por eso es importante que cada persona se atreva a pensar y tenga su propio criterio libre y argumentado. Aceptarse de verdad es un reto clave en nuestro desarrollo personal. Lo contrario -negarse, compararse, etc.- solo sirve para perder energía y frustrarse más de la cuenta en el camino.

¿Qué moda le interesa?

La moda española. Soy una gran defensora de nuestras marcas y del talento en el sector que deslumbra en nuestro país.

¿Por qué viajar nos hace más universales y por qué ser más universales es positivo?

Cuando salimos de nuestra zona habitual vemos el mundo con más objetividad, con menos personalismo, y con una educación y una cultura más amplia. Conocer otras ciudades y otros continentes nos ayuda a empatizar con personas diferentes, nos hace más comprensivos, más tolerantes, más flexibles.

¿Qué imagen espera que tengan de usted sus seguidores?

La que proyecto… Más que la imagen, lo que me preocupa es que mis contenidos les sirvan y les ayuden. Veo que a la gente le gusta que transmita mis creencias, mis cosas con naturalidad. ¿Tiene sentido censurarnos a nosotros mismos por miedo a que nos etiqueten? ¡A mí me da igual! ¡Ya me han etiquetado decenas de veces!

Usted transmite también que nos sobran cosas y nos faltan experiencias.

Como diría López Quintás, estamos en un nivel cósico. Tampoco podemos ver las experiencias como el ansia de meter ruido en nuestras vidas. Entiendo el sentido sano de las experiencias como vivencias que nos ayuden a evolucionar. No se trata de coleccionar experiencias, sino de vivirlas para crecer. Cada vez me agobia más tener cosas. Con los años me doy más cuenta de eso. Uso cosas, muchas me vienen bien, y cada vez tengo menos y comparto más.

¿Por qué no tiene haters?

Seguro que tengo, pero me respetan mucho. Creo que eso es producto de la coherencia. Pero seguro que están ahí… A las personas que me critican de manera constructiva las escucho siempre. A las que insultan no les doy ninguna importancia.

UNA EMBAJADORA DE LA SEVILLA UNIVERSAL

María de León anda de aquí para allá con una maleta llena de paraquienes en un universo digital muy dado a la parafernalia. Vive en Madrid y es una mujer de mundo, pero las raíces están en Sevilla, su rincón por excelencia. El lugar preferido al que volver siempre. A quienes visiten esta primavera la capital hispalense les recomienda comer en La Terraza de María Trifulca. Además, les aconseja un pequeño tour por la ciudad que incluya una parada de tapeo en Bodeguita Morales, un paseo en bici por el Parque de María Luisa, e ir a misa en la Capillita de san José. Si el viaje coincide con la Semana Santa nos propone buscar estas cuatro levantás por las calles de la ciudad: El Cristo de Pasión, por el Palacio de Lebrija; el Cachorro, por el Puente de Triana; la entrada de la Virgen de El Baratillo en su templo, y La Candelaria, por los Jardines de Murillo. Y para quien esté preparando las maletas para desembarcar en plena Feria de Abril, la embajadora de las esencias de Sevilla propone “arrimarse a los mejores tablaos flamencos que organiza Cedric Reversade”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s