Mario Garcés: “La política es una trituradora emocional”

Foto: Patricio Sánchez-Jáuregui.

Un político de establo. De Jaca y sedal. Sereno, preparado, culto, polivalente. Entró en el ring por casualidad de la mano de Aznar y lleva veintidós años entre sus señorías y sus cacerías. Fue consejero de Hacienda en Aragón con Rudi. Dineros. Fue la honesta elección de Rajoy como subsecretario de Fomento. Carretera y ética. Fue el secretario de Estado de Servicios Sociales e Igualdad del Pacto contra la Violencia de Género. Humanismo liberal. Portavoz adjunto del PP en el Congreso con Cayetana Álvarez de Toledo y con Cuca Gamarra. Termita con vocación de superglue. Escritor “por desahogo terapéutico”. En su tercer papel cinematográfico hace de cura “sin complejos” en La piel del tambor. Piel fina. Tambores constructivos. Verbo transparente. Cree que Pegasus es “ópera bufa”, que Pedro Sánchez es un productor de filmes “en los que todo el mundo se dispara entre sí” y que Margarita Robles reencarna a la diva descendente de El ocaso de los dioses. Cree que Feijóo es un giro de guion necesario, porque los ciudadanos viven “una película de terror”. Defiende que la cultura y los derechos sociales no son patrimonio de la izquierda, que los toros son de todos y los cuernos, de los mediocres.

Lee nuestra conversación en Confidencial Digital.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s